viernes, 30 de octubre de 2015

La reflexión de Uribe

COLUMNISTA

DIEGO MORA ARIZA


       PUBLICADO EL 29 DE OCTUBRE D
E 2015 
http://www.elcolombiano.com/

Me ha llamado especialmente la atención la reflexión, válida y valiente, del expresidente Uribe después de los resultados electorales del Centro Democrático el pasado domingo. Corriendo el riesgo de caer en un análisis sesgado por mis creencias personales sobre el partido y además de aguantar la andanada de algunos adeptos que no permiten ninguna crítica, comentaré lo que pienso al respecto, sobre todo por el aprecio y respeto que le tengo al hoy senador.
Dice Uribe que se demoró en tomar decisiones y es claro que así fue, pero además es una constante en él. Basta solo recordar lo sucedido en la Alcaldía de Medellín hace cuatro años, los ires y venires que hubo para que Federico Gutiérrez, alcalde electo, fuera definido como candidato de la U. Creo que si esa decisión la toman un mes antes, esta opción para Medellín no hubiera sido una tercería. Por otro lado, las malas decisiones también estuvieron a la orden del día, y solo mencionaré aquí lo sucedido con Liliana Rendón, caso del cual ya sabemos los detalles.
Candidatos sin discurso para promover las tesis del Centro Democrático. No sé si me quedo corto al decir que el 90 % de quienes aspiraban a un cargo por este partido caen en este grupo. ¿Cuántos se destacaron por su tono propio? ¿Cuántos interpretan los postulados del partido y tienen capacidad para darlos a conocer? Creo que ese 90 % se confió de la foto al lado de Uribe y de recitar unos puntos esenciales, pero no fueron más allá. Eso sí, cabe resaltar aquí, por ejemplo, la campaña de Andrés Julián Rendón en Rionegro, quien a pesar de contar con el pleno apoyo de Uribe en algunas reuniones, tomó la iniciativa y fue más allá, además se decidió por no lanzar su propaganda principal con la foto del expresidente para que la campaña no se centrara en él sino en su propia imagen y ante los resultados, podemos decir que le funcionó.
El descarte de candidatos excelentes y aquellos que con aval impidieron alianzas constructivas, lanza unos tiros al aire que dejan muchas dudas. Solo Uribe sabrá a quiénes se refiere exactamente, pero esto demuestra una falta de control total del partido y que primaron los intereses personales y no los colectivos. ¿Quién manda entonces en el Centro Democrático?
Órdenes de voto en blanco de poco recibo popular, es una mención directa a Liliana Rendón, que después de la mala jugada que le hicieron para quitarle una candidatura que se había ganado a pulso, decidió promover esta opción para la Gobernación de Antioquia. No obstante, este punto no es lógico si para Uribe hubo poco recibo popular. La mención tiene un fuerte aroma a revancha...
Los demás puntos se concentran en factores externos que no es necesario entrar a mencionar.
Por último: repito, la reflexión de Uribe es válida y valiente. Pocos políticos hacen un balance crudo de los resultados electorales tan rápido y además de manera pública. Lo que sí deja para los militantes de este partido y para quienes lo siguen ciegamente, es un montón de interrogantes, que ojalá la soberbia que muchos destilan en su andar, les permita hacerse, claro está, y buscar respuestas. Les voy a dejar solo uno: ¿si estos fueron los resultados del Centro Democrático con Álvaro Uribe Vélez al frente de cientos de campañas, de gira una y mil veces por el país y tomándose la foto con los candidatos, cómo serán cuando él ya no los acompañe?
@DiegoMorita

jueves, 22 de octubre de 2015

Campuzano al Concejo de Medellín

COLUMNISTA

DIEGO MORA ARIZA


       PUBLICADO EL 21 DE OCTUBRE D
E 2015 
http://www.elcolombiano.com/

Este domingo 25 de octubre saldré a votar como lo hago siempre desde que la edad me otorgó ese derecho y por ende adquirí el deber de cumplir con uno de los preceptos, el más importante, la democracia.
Ese día podremos elegir al gobernador de Antioquia, al alcalde de Medellín, a los 21 concejales y a los 28 diputados de la asamblea. De estas opciones solo he definido mi voto para el Concejo de Medellín, con el resto sigo en proceso de analizar las cualidades y calidades de los candidatos y sus propuestas, aunque en ellas he encontrado poco y por eso el proceso de decisión se complica bastante.
Votaré al Concejo de Medellín por Juan Felipe Campuzano y son varias las razones:
1. Lo conozco y es una gran persona. Íntegro profesional, esposo, padre, empresario y ejerce activamente la política por pasión y no porque dependa de ella. Usa su función pública para servir y no para servirse. Esa clase de políticos, en Colombia, se cuentan en los dedos de las manos.
2. Conoce Medellín, la ha estudiado y gracias a sus debates de seguridad se identificaron las estructuras delincuenciales que azotan la ciudad. Infortunadamente por la falta de liderazgo y decisión de Aníbal Gaviria no se aprovechó esta caracterización realizada y el crimen, como sabemos, ha aumentado.
3. Es un defensor implacable de lo público y esto se evidencia en sus posturas frente a los debates más importantes que se dieron en la ciudad. Fue el único concejal que votó en contra de las facultades especiales que solicitó el alcalde en el año 2012 y con las cuales obtuvo licencia para crear más de 560 cargos burocráticos innecesarios. Lideró el no frente a la fusión de UNE- Millicom, porque tiene claro que la ciudad no debe salir de sus activos estratégicos y por supuesto, se negó a otorgarle a Aníbal Gaviria las segundas facultades especiales plasmadas en el polémico Proyecto de Acuerdo 300. Además, es el único concejal que mantuvo firme su independencia al no recibir ningún ofrecimiento hecho desde los gobiernos municipal y nacional. ¿Cuántos políticos en Colombia podrán decir lo mismo?
4. Adicional a los temas anteriores, Campuzano hizo ponencia negativa, por primera vez en la historia de la ciudad, al Estatuto Tributario que aumentó el predial de manera desmedida. Se negó a aprobar el cobro de valorización por ser injusto para los ciudadanos y votó no el Plan de Ordenamiento Territorial, pues la ciudad allí plasmada para los próximos 12 años no representa las necesidades de una Medellín que parece no estar cansada de equivocarse en sus procesos de planeación.
5. Ha hecho una campaña limpia, concentrado en trabajar voto a voto, pensando en comunicar su proyecto y no valiéndose de desacreditar a los demás. Habla con las personas, las mira a los ojos y solo se compromete con aquello que puede cumplir. La ciudad le cree, lo apoya y le demuestra un cariño auténtico, tal como es él y su forma de ver y hacer la política.
Por último: son muchas más las razones para darle mi voto de confianza para el Concejo de Medellín a Juan Felipe Campuzano pero el espacio se queda corto. En la urna este domingo 25 de octubre marcaré sin duda, y convencido de haber tomado la mejor decisión pensando en la ciudad, el logo del partido de la U y el número 2.
@DiegoMorita

viernes, 16 de octubre de 2015

Campaña polarizada

COLUMNISTA

DIEGO MORA ARIZA

       PUBLICADO EL 15 DE OCTUBRE D
E 2015 
http://www.elcolombiano.com/

Insisto en que después de ser testigo de la deplorable campaña a la presidencia que protagonizaron Juan Manuel Santos y Óscar Iván Zuluaga el año pasado, pensé que no vería en mucho tiempo otro nivel de polarización semejante. Creí que candidatos y partidos políticos aprenderían de los errores cometidos y revaluarían sus estrategias para enfrentar las elecciones locales y regionales. Infortunadamente me equivoqué y mucho.

El Centro Democrático ha concentrado su campaña en Medellín en dejar claro un mensaje que gira entorno a que votar por sus candidatos es evitar que mañana tengamos que elegir a candidatos de las Farc. Este mensaje ha rodado en pasacalles y en carros-valla que se movilizan por toda la ciudad. Por otro lado, los mensajes del expresidente Uribe siguen siendo fuertes y frontales contra el presidente Santos.

La polarización ha surtido efectos que son muy visibles en las redes sociales, los ataques contra todo lo que allí huela a Santos o a la Unidad Nacional son permanentes y en ocasiones descarnados. A muchos perfiles, casi siempre anónimos, no les importa meterse con la dignidad del supuesto rival y si hay que llegar al ataque personal para ganar una discusión, no existe problema alguno.

La campaña de Federico Restrepo a la Gobernación de Antioquia se ha concentrado en graduar de corrupto a Luis Pérez. Claro está, no lo mencionan pero no hay que tener dos dedos de frente para identificar al destinatario de mensajes como: “no entreguemos Antioquia a los corruptos”. Y no es que el exalcalde lo sea, sino que ese sector (Fajardo, Salazar, Restrepo) siempre lo ha señalado de malas prácticas políticas, aunque las investigaciones en su contra jamás hayan ratificado estas denuncias.

Y por los lados de campañas como la de Gabriel Jaime Rico, hace poco emitieron un video del candidato atacando a Uribe y a su candidato Juan Carlos Vélez. Tampoco olvidamos el video contra Alonso Salazar, que me atrevo a asegurar fue el que lo sacó de foco y lo hizo perder el norte de una campaña que tenía muchas posibilidades de pelear hasta el final.

Ataques van y vienen a cada minuto, la pregunta es ¿dónde quedan las propuestas? Con seguridad muchos se acuerdan (soy uno de ellos) de aquellas populistas que se concentran en que escuchemos lo que queremos oír, como por ejemplo la de acabar con las fotomultas.

¿Pero dónde están las posibles soluciones, las reales y palpables para acabar con el microtráfico y con los más de 13 mil hombres armados que controlan la ciudad? ¿Cómo van a descongestionar Medellín? ¿Cómo van a generar empleo de calidad y estable?

Quizás si en medio de la contienda electoral se hubieran concentrado más en sus ideas y en comunicar sus propuestas, el promedio del voto en blanco para la alcaldía no estaría cercano a 20%.

Por último: mi único voto definido es para el Concejo de Medellín y se lo daré a Juan Felipe Campuzano, quien ha hecho una campaña sencilla y concentrado en contarle uno a uno, a la mayor cantidad de medellinenses quién es, qué ha hecho y qué va a hacer. Para tomar una decisión en los otros cargos quedan once días. Amanecerá y veremos, tal vez un cielo blanco, muy blanco.

@DiegoMorita

http://www.elcolombiano.com/campana-polarizada-FX2880315

jueves, 1 de octubre de 2015

Todo un diamante

COLUMNISTA

DIEGO MORA ARIZA


       PUBLICADO EL 30 DE SEPTIEMBRE D
E 2015 
http://www.elcolombiano.com/
Por esas hermosas casualidades de la vida, hace unos meses tuve la oportunidad de conocer a Caterine Ibargüen, la gran atleta colombiana y orgullo de todo un país gracias a sus logros deportivos en los últimos años, los cuales no enumeraré pues el espacio se me llenaría rápido y hoy quiero hablar de la mujer detrás del salto triple.
Caterine es fantástica, divertida, sencilla, chistosa pero muy tímida, tarda en entrar en confianza y abrirse, sin embargo su personalidad es arrolladora y te conecta con rapidez, además su sonrisa, natural siempre, es imposible no mirarla y contagiarse de ella.
La semana pasada estuve acompañándola, por cuestiones de trabajo, en la visita que hizo a Sabaneta a la fábrica que confecciona las prendas, que en su faceta de empresaria vende de forma online. Luego a una sesión de fotos, entrevistas con medios de comunicación y posteriormente a realizar entregas a domicilio de sus productos, algo que ella misma propuso y anunció en sus redes sociales.
Y esa es ella, una persona auténtica, que es igual con las madres cabeza de familia, que le meten el alma a sus buzos y blusas, con los periodistas y con sus clientes. Para todos siempre tiene un saludo cordial, una sonrisa que ilumina el lugar en el que se encuentre y palabras de agradecimiento antes los elogios, que recibe con humildad y compromiso, porque su gran meta siempre es que la bandera de Colombia esté en lo más alto.
No exagero si digo que en los dos días en los que rodamos por Medellín, fueron más de quinientas las personas que le pidieron una foto y a todas les dijo que sí, incluso en una ocasión hizo detener el vehículo en el que iba y se bajó para atender a quienes esperaban poder saludarla y guardar un recuerdo, guardar una imagen junto a la gran campeona.
Es una mujer tranquila, dedicada a su entrenamiento y a su familia, con grandes sueños puestos en su empresa. No pierde la identidad, tiene claro que en cualquier momento podrá perder la racha victoriosa que trae y por eso sigue su proceso de preparación sin descanso.
Hablé con ella de música, le gustan los vallenatos, de política, tiene claras sus posiciones aunque es un tema que no le gusta hacer público (lo cual respetaré), de la familia, quiere ser madre, tener dos hijos y varios perros. Añora siempre que está por fuera regresar al país pero sabe que sus compromisos la tendrán más tiempo en otros lugares, esto lo asume y por eso le saca el jugo a cada visita.
Después de comprar unos encargos que le hicieron algunos amigos de Puerto Rico, lo cual nos hizo meternos al centro y perder más de una hora en el trancón permanente que es Medellín hoy en día, Caterine se antojó de una ensalada de frutas. Nos fuimos entonces a la 70 y allí pidió la más grande y especial de todas, tal cual es ella.
Por último: sin duda alguna, Colombia cuenta con una deportista de élite, con el mejor nivel posible pero respaldado por un ser humano excepcional, por todo un diamante.
@DiegoMorita