jueves, 20 de agosto de 2015

La campaña que queremos II

COLUMNISTA

DIEGO MORA ARIZA


       PUBLICADO EL 19 DE AGOSTO 
DE 2015
 
http://www.elcolombiano.com/

El 28 de enero de este año, aquí mismo publiqué una columna titulada “La campaña que queremos”. Allí, en quince puntos resumí una serie de conversaciones con amigos en las que nos pusimos de acuerdo en el tipo de contienda electoral que nos gustaría ver, en especial para Medellín.
Repasando esa lista, es una lástima ver (aunque ya sabíamos que pasaría) que esos deseos no los veremos cumplidos; y eso que apenas van corridos 24 días desde el inicio oficial de la campaña.
Por ejemplo, en la lista el punto número uno era “una campaña de ideas y no de insultos”. Ataques directos e indirectos van y vienen de cada campaña. Señalamientos, pullas, desacreditar al contrario como sea. Unos lo hacen más que otros, pero ahí están todos prefiriendo resaltar los defectos del contrario que las cualidades propias.
Nuestro punto seis era “creatividad en sus estrategias de comunicación, nada de andar a la sombra de un “cacique” que le apalanque la imagen”. Por ahora se ve poca comunicación estratégica, las mismas vallas, los mismos pasacalles y mensajes muy cojos, poca profundidad en los relatos. Parece que la profesionalización de las campañas no ha llegado a Medellín y estas se siguen haciendo por intuición.
En el punto diez planteamos “que no se compren encuestas”. No tengo pruebas de que alguno de los candidatos lo haya hecho (y espero de corazón que no), pero los resultados tan disimiles entre las que hacen las encuestadoras nacionales y las locales dejan mucho que pensar. Cada campaña comparte y difunde los números que más le convienen y le quitan peso a las demás. Como sugerencia deberían solo creer en las encuestas internas que hagan y dejar las otras solo como inventario.
En el once dijimos “que no se subestime la inteligencia de los votantes”. El tema de las encuestas es un buen ejemplo. Toca creer que toda la ciudadanía traga entero para hacerle bulla a unos resultados el lunes y blasfemar de otros el martes. Un político, que además aspira a gobernar una ciudad como Medellín, debe ser una persona seria, equilibrada y coherente. No lo olviden.
El doce era “más enfoque en la realidad, tanto de la ciudad y los candidatos, y no en la percepción que se pueda tener. (Que no crean que van a ganar por bonitos o porque ya gobernaron y mucho menos porque están cobijados en una gran sombra)”. El punto lo dice todo y ver las diferentes campañas lo ratifica.
El trece rezaba “que se respete la Ley, sobre todo en los topes de gastos”. Jamás se cumplirá, pero es un anhelo que no debemos perder. Basta ver la propaganda de algunos candidatos tanto física como digital para saber que esos topes serán superados, sin embargo, como los vacíos siempre son aprovechados, muchos acuden a las supuestas donaciones u otros quiebres de la Ley y gastan más de la cuenta sin que puedan ser sancionados. Respeto señores, no olviden que como se hace campaña se gobierna.
Por último: seguimos deseando ver a unos políticos que dignifiquen la política. La lista sigue en construcción y qué bueno sería poder avanzar en la campaña poniéndole el chulo de cumplido a alguno de estos puntos. ¡En sus manos está señores candidatos!
@DiegoMorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita