jueves, 23 de julio de 2015

Política analítica

COLUMNISTA

DIEGO MORA ARIZA


       PUBLICADO EL 22 DE 
JULIO DE 2015 
http://www.elcolombiano.com/

Se realizó en Medellín el pasado jueves 16 de julio, el Encuentro Internacional de Estrategia política, organizado por el Centro de Análisis y Entrenamiento Político –CAEP- , la Fundación Konrad Adenauer y el National Democratic Institute –NDI-.
Más que resaltar las buenas conferencias que nos ofrecieron los invitados, Carlos Fara de Argentina, Héctor Muñoz de México, Carmen Fernández de Venezuela y Carlos Andrés Pérez, director del CAEP, por Colombia, quiero subrayar uno de los objetivos del encuentro y es el de acercar la política a la gente. En un país tan apático a participar activamente en los procesos políticos, con un abstencionismo superior al cincuenta por ciento y con personas que no sienten ningún remordimiento por comprar o vender un voto, este tipo de eventos se hacen necesarios y muy enriquecedores.
Y es que si fuéramos más analíticos, por ejemplo, para dar nuestro voto, con seguridad nos ahorraríamos muchos dolores de cabeza. Equivocarse no debería ser una opción y menos ahora que es tan fácil obtener información desde diferentes fuentes que contribuyan a generar una opinión y actuar en consecuencia.
Las elecciones que se avecinan serán especialmente movidas. Tantas cosas están pasando con los avales que otorgan los partidos, que ya en la W Radio, tienen una sección llamada “La feria del aval”. Candidatos buscando en cualquier partido que les firmen un documento con el cual poder inscribirse. Partidos apoyando a candidatos que hacen parte de colectividades a las que hace un par de meses no bajaban de corruptas y enmermeladas. Partidos quitando avales sin explicación y solo por desquite.
¿Cuántos ciudadanos que el próximo 25 de octubre saldrá a votar están al tanto de todo lo que sucede previo al inicio de la campaña electoral y mientras dura? ¿Cuántos entienden que un candidato a equis cargo, que luchó honestamente por quedar en una lista, no pueda inscribirse porque minutos antes le dicen que no lo quieren en la lista”? ¿Cuántos de quienes están al tanto y entienden lo que pasa, tomarán una decisión basado en ello y cuántos lo olvidarán rápido y votarán por el partido del gamonal o por quien le dicen?
Con seguridad, si los políticos en Colombia supieran que los ciudadanos a quienes intentan cautivar son analíticos, se cuestionan permanentemente y no tragan entero, harían un esfuerzo mayor para ser mejores y por ende contribuirían a que la política fuera percibida de manera diferente.
Porque es muy común escuchar frases como: “la política es cochina”, “la política solo sirve para robar”, “la política es para unos pocos”. Y esto se ha arraigado en el imaginario de la sociedad que opta entonces por no creer y como no sienten interés entonces no participan o simplemente regalan el voto. Y la política no es la mala, los malos son quienes se dedican a ella con la intención de satisfacer sus ansias de poder o para enriquecerse y de ese tipo de políticos está lleno nuestro país, por eso, aunque suene a cliché, estamos como estamos.
Por último: acercarnos cada vez más a la política es un deber que tenemos, darle la oportunidad a nuevas figuras, a nuevos liderazgos que se ganen a pulso su lugar en el escenario público. Analizar, cuestionar, preguntar y contrapreguntar es un ejercicio más que necesario en este proceso electoral que se avecina, no tragar entero es una obligación porque si lo seguimos haciendo con seguridad continuaremos indigestándonos con los políticos que le siguen haciendo daño a la política.
@DiegoMorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita