jueves, 16 de julio de 2015

El aval de Liliana Rendón

COLUMNISTA

DIEGO MORA ARIZA


       PUBLICADO EL 15 DE 
JULIO DE 2015 
http://www.elcolombiano.com/

Empezaré diciendo que aun no decido por quién votaré a la Gobernación de Antioquia ni a la Alcaldía de Medellín, y es obvio, pues no ha empezado la campaña y no se conocen realmente las propuestas de los candidatos, es más, todavía no se sabe a ciencia cierta quiénes serán los que tomen la partida ni mucho menos, los que llegarán hasta el final.
Sin embargo, como amante de la política y un convencido de que el voto debe darse a conciencia, estoy en constante análisis de lo que hacen aquellas personas que han mostrado su interés en aspirar a estos dos cargos (ya escribí en este mismo espacio sobre ellos: Los que quieren gobernar Medellín y Los que quieren gobernar Antioquia), pues me parece un ejercicio que cada uno debe hacer para tener bases sólidas que le sirvan en la toma de una decisión correcta.
Por lo anterior, debo expresar que es muy preocupante lo que está pasando con la candidatura de Liliana Rendón a la Gobernación de Antioquia por el Centro Democrático, cuyo aval el partido no le ha dado a pesar de que ella respetó las reglas de juego que se estipularon para definir al candidato (competía con Andrés Guerra) y ganó en franca lid, y por amplio margen, la encuesta que esa colectividad contrató.
Al día de hoy la candidatura de Rendón está embolatada. Después de las informaciones que se dieron a conocer en los medios y en las cuales habría presión por parte del GEA para que el Centro Democrático no le otorgara el aval, también se conoció un video en el que entrevistan al expresidente Uribe y le preguntan por esta candidatura, él guarda un incómodo silencio y procede a responder solo por el aval a Juan Carlos Vélez, su candidato a la Alcaldía de Medellín.
Días después, precisamente en la inscripción de Vélez y a la salida de la Registraduría, le preguntaron por la fórmula a la Gobernación y respondió: “siguiente pregunta”, lo cual generó las carcajadas de los presentes.
La verdad, no entiendo este proceder. Si no querían que Liliana Rendón fuera candidata, ¿por qué no lo dejaron claro desde el principio, antes de que ella surtiera todos los procesos y resultara ganadora clara y sin ninguna duda? ¿Por qué esperar hasta los últimos días para mandar una carta firmada por senadores y representantes del CD (uno de ellos que incluso la asesoraba y recibía honorarios de su parte) y mostrar un desapego total a las reglas del juego ya estipuladas? ¿Por qué sacarle en cara a Rendón que no apoyó la segunda reelección de Uribe y asegurar que eso la vuelve “antiuribista” por lo cual hoy no puede representar a su partido? ¿Por qué olvidar, por ejemplo, que el expresidente y Fabio Valencia Cossio fueron enemigos políticos, que el primero en las elecciones a la gobernación en 1994 le lanzó un puñetazo al segundo, y que este fue uno de sus mayores opositores en el Congreso, sobre todo en el tema de las Convivir, pero ahora Cossio es pieza clave en el CD?
Por último: es muy posible que para todas estas preguntas, quienes no desean el aval para Rendón, tengan una respuesta; sin embargo deberían entender que el espectáculo que están dando con el tema los deja muy mal parados y al partido con pocas opciones de pelear la Gobernación, precisamente a una colectividad que surgió con vocación de poder. Ojalá lo entendieran, el problema es quizás que están muy ciegos para ver sus propios errores.
@DiegoMorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita