jueves, 18 de junio de 2015

Incidentes bochornosos y evitables

COLUMNISTA

DIEGO MORA ARIZA


       PUBLICADO EL 17 D
E JUNIO DE 2015 
http://www.elcolombiano.com/

El más reciente caso, que llegó a los medios, de “usted no sabe quién soy yo”, lo protagoniza una mujer en Medellín, que según las autoridades iba en compañía de su padre (él conducía), chocaron a otro vehículo y se dieron a la fuga. Al ser alcanzados por los agentes de tránsito, gracias a las imágenes, ya sabemos qué pasó.
No lo podemos negar, ver ese tipo de videos nos gusta. Disfrutamos el ridículo que hacen estas personas bajo los efectos del alcohol y el bochornoso espectáculo que se forma a su alrededor, que los lleva incluso a no saber quiénes son; por otro lado están los espectadores que animan el show con arengas y eso sí, que no aportan absolutamente nada. Y claro, no podemos dejar de lado a las autoridades (policías y agentes de tránsito) que en ocasiones se preocupan más por hacer los videos con buenos planos y en los que quede todo registrado y no exactamente su trabajo: asegurar que se respete y se cumpla la Ley.
Sobre el tema que identifica mucho la esencia de los colombianos abundan las noticias y columnas de opinión, sobre todo después de que el “sobrino” negado de un expresidente saliera por todos los medios haciendo tremendo papelón. Cuando estalló ese boom, propio de lo coyunturales que somos en este país, evité escribir al respecto, no obstante me surgieron muchas dudas, que después de este nuevo episodio tomaron vigencia nuevamente y quiero expresar de una vez.
Más allá de la actitud que asumen aquellos que con tragos se creen los dueños del mundo y consideran estar por encima de la Ley (algunos sin haber consumido alcohol todos los días también creen que pueden hacer lo que les parece, basta mirar la forma en que conducen –bus, taxi, carro particular, moto-, o los que no hacen fila y aplican aquello del “vivo vive del bobo”, los que arrojan basura a las calles, etc., etc., etc.), quiero llamar la atención sobre el proceder de las autoridades, una constante en los videos que se han dado a conocer.
No entiendo por qué, policías y agentes de tránsito prefieren alimentar el show grabando lo que sucede en vez de proceder con celeridad y evitar que la situación pase a mayores. ¿Qué necesidad tienen de hacer videos? ¿Hace esto parte del procedimiento? ¿Lo hacen para curarse en salud? ¿Lo hacen para tener sus 15 minutos de fama? ¿Acaso lo sucedido con Nicolás Gaviria y con Melissa Bermúdez no se hubiera podido evitar si los policías proceden rápidamente con una detención por agresión contra servidor público o por desacato?
No comprendo por qué esperar a que las cosas se salgan de control, a que haya amenazas de muerte contra el policía y su familia o un cabezazo y mil improperios contra un agente que tiene la potestad, y la Ley de su lado, para actuar, ¿qué se busca con estos videos en realidad?
Por último: son muchos los “usted no sabe quién soy yo” potenciales que rondan las calles de nuestras ciudades, no obstante, que videos tan deplorables como los que se viralizan a una velocidad impresionante sigan ocupando espacios en los medios y sean el tema de conversación en los trabajos, se pueden evitar si las autoridades cumplen con sus funciones sin pensar primero en activar la cámara de sus celulares, ¿acaso en un tiroteo el policía lo primero que hace es grabar cómo le disparan? Ahí les dejo esa inquietud.
@DiegoMorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita