jueves, 25 de diciembre de 2014

Nos quedaron debiendo

COLUMNISTA

DIEGO MORA ARIZA


       PUBLICADO EL 24 DE DICIEMBRE DE 2014 
  http://www.elcolombiano.com/

Se acabó este 2014, más rápido de lo normal, y en Colombia muchos –en especial la “clase” política y dirigente- queda con cuentas pendientes, esas se suman a las del año pasado y antepasado, incluso algunos ya suman varios períodos incumpliendo pero ahí siguen, felices, campantes y despreocupados, pues solo en año electoral es que se acuerdan de quienes los llevan al poder y ahí sí se ponen las pilas a repartir mercados, inodoros, cemento y tamales. Política con hambre.
De esta manera, nos quedaron debiendo:
Juan Manuel Santos, un avance real y palpable del proceso de “diálogo” que adelanta en La Habana con las Farc. Así nos diga que todo va bien, que ve cercana la firma final del acuerdo, los colombianos no lo percibimos así. Su tumbos diarios reflejan todo lo contrario.
Las Farc, una, al menos una, muestra sincera de su voluntad de paz. Si el proceso es irreversible, si están tan decididos a sacarlo adelante, es muy fácil ordenar que no se ataque más al pueblo colombiano, solo necesitan decidirlo y ponerlo en marcha.
El Centro Democrático, una oposición real y no solo personal contra el presidente Santos. Con el legado del expresidente Uribe, su ideología que claramente recoge a millones de colombianos y una oportunidad única de demostrar que este país sí puede tener un partido en la otra orilla del gobierno que piensa en las generaciones futuras, hoy son inferiores a las expectativas de muchos de los votantes que contribuyeron a su llegada al Congreso de la República.
Sergio Fajardo, su Antioquia la más educada. Después de 12 años con el mismo discurso (su alcaldía de Medellín, la de Alonso Salazar y esta gobernación) los resultados no se ven. Entiendo que provocar cambios estructurales lleva tiempo, pero ya va siendo hora de ver resultados en la aplicación de esta política. Por el contrario, vemos que en todas las mediciones, la ciudad y el departamento no avanzan. Más hechos, menos demagogia.
Aníbal Gaviria, su hogar para la vida. A pesar de todo lo que digan los medios de información, los premios, reconocimientos y maquillaje que le han puesto a Medellín, no está bien. No hay liderazgo ni autoridad, el crimen controla gran parte de la ciudad, los comerciantes están extorsionados y salir a la calle es un riesgo en muchos sectores. Se ha perdido la batalla en cuanto a seguridad y quien llegue en 2016 a regir los destinos paisas, no la tendrá nada fácil. La alianza AMA fue un esperpento y ya se anuncia la segunda parte. Dios nos libre.
Por último: los que no quedan debiendo nada sino esperando que les paguemos una gran deuda, son los deportistas que desde hace años vienen sacando la cara por nuestro país. Es hora de que el Estado le invierta realmente a las escuelas deportivas para que puedan formar a los niños que en algunos años nos representarán ante el mundo. A nuestros héroes en los diferentes deportes gracias, muchas gracias.
Feliz Navidad para todos.
@DiegoMorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita