jueves, 13 de marzo de 2014

Uribe y sus 18

Por DIEGO MORA | Publicado el 12 de marzo de 2014 El Colombiano


Me pelé por uno. Dije en muchas ocasiones que la lista al Senado encabezada por el expresidente Uribe sacaría mínimo 20 curules. Por supuesto no fui el único que lo dijo, incluso algunos más optimistas hablaban de 40, cifra algo exagerada y que ha sido aprovechada por algunos para decir que 19 es un fracaso. Creo que no es un mal número para un partido que apenas comienza.

Sabíamos que la votación sería histórica: Uribe sacó más de dos millones de votos. ¿Que era una lista cerrada y no se puede comparar con las demás? En parte tienen razón quienes afirman esto, pero ¿a alguien le queda duda de que cada uno de los colombianos que marcó el logo del Centro Democrático lo hizo pensando en Uribe? ¡No lo creo… Y por eso, estamos frente a un récord, seguro, imposible de superar.

Sin embargo, queda un mal sabor después de los escrutinios. No es normal que contabilizados el 85% de los votos y con una clara tendencia (primer lugar para Uribe y 21 curules fijas, segundo lugar para la U y 19 curules) esta gire increíblemente (¿giro en U?), empiece a irse la luz en algunos lugares y los nuevos boletines lleguen con números estadísticamente imposibles que ya todos conocemos. Esperemos que si se hace una investigación al respecto, podamos entender qué fue lo que, fantásticamente, pasó.

El reto para Uribe y su bancada es no ser inferior a las expectativas del país. Más allá de ser una oposición radical a la que nada le sirve, deben buscar alianzas que le permitan decidir en beneficio de todos los colombianos. La idea no es torpedear la paz, la idea es asegurar una sin impunidad, sin elegibilidad a los terroristas y para ello, esos 19 hombres y mujeres tienen que marcar diferencia aprovechando que son nuevos en el Congreso y llegan sin las mañas que otorgan años y años en esas curules. ¡No nos decepcionen por favor…

Pasadas estas elecciones la mira debe estar puesta en la Presidencia. Llegó el momento de tomar decisiones y aunque Uribe manifieste su apoyo incondicional a Óscar Iván Zuluaga, está muy claro que su candidatura no logró tomar el impulso necesario para despegar. Habrá que esperar la próxima medición, pero con seguridad la tendencia no cambiará y si se quiere llegar con opciones a la primera vuelta, algo se debe hacer ya.

Por último: sonará feo pero me he venido preguntando qué pasaría si Uribe no se posesiona como senador y solo se dedica a darle línea a la bancada. Ahí les dejo la inquietud.


@DiegoMorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita