miércoles, 19 de marzo de 2014

Petro se va

Digamos que uno logra entender todo este circo colombiano debido al vicio, a veces me parece absurdo, de estar informado todos los días y al instante de lo que pasa, esto gracias a la lectura de periódicos o porque escucha la radio, ve noticieros o pierde una inmensa cantidad de tiempo en las redes sociales. Cuando hablo de perder tiempo me refiero solo al estar buscando información, de resto ese ejercicio es fantástico.

Digamos que por lo anterior uno analiza toda la maraña jurídica que ha tejido Gustavo Petro para evitar su destitución y logra entenderla. Cuando digo que se logra entender me refiero a que uno cree que la entiende precisamente porque cruza la información recopilada y se da cuenta de que la normatividad colombiana, aunque ineficiente y en mora de ser revisada, permite una serie de recursos, en este caso para Petro, que le pueden ayudar a evitar salir por la puerta de atrás del Palacio de Liévano.

Digamos que uno cree que después de que la Procuraduría, la Judicatura, el Consejo de Estado y no sé quién más se ha pronunciado y han dicho que no se le violaron sus derechos (a Petro) y la destitución ha sido ratificada en todos esos niveles, lo normal sería que se aplique; pero no, la novela continúa.

Digamos entonces, que uno entiende lo que está pasando, sin dejar de mencionar que no hay quien gobierne a Bogotá desde hace casi seis meses porque el que debe hacerlo está ocupado defendiéndose y la ciudad cada día profundiza más su crisis, pero surge entonces una pregunta, sencilla pero válida: ¿qué pasa con el que no entiende?

Y son muchos los que seguro andan más perdidos que el hijo de Lindbergh (que por cierto sí apareció) con la situación actual de la capital y con su burgomaestre Gustavo Petro. Esa gente que se levanta todos los días a trabajar, que no les importa las noticias, que solo se entera de lo que pasa por el boca a boca, qué opinión tendrán ahora del Alcalde que eligieron (si acaso tienen opinión). Sabrán que el Procurador lo destituyó, qué hubo más de 300 tutelas para evitar que se aplique el fallo, que ninguna prosperó, que Petro se ha victimizado y ha dicho que todo es una persecución por su calidad de reinsertado y que la CIDH en este momento otorgó medidas cautelares para frenar la destitución. ¿Sabrán que son medidas cautelares? (Yo no las entiendo del todo).

Los tuiteros somos una minoría. Twitter no alcanza ni para elegir un edil y menos para tumbar un Alcalde. La mayoría son aquellos que su día a día es trabajar y conseguir para vivir (casi siempre para sobrevivir), a esos son los que se les debe explicar y que entiendan lo que pasa en Bogotá, el daño que su Alcalde le hace a la institucionalidad al llenar de trabas el funcionamiento de los organismos de control. A esos es que debe estar dirigida la campaña para la revocatoria, la campaña por el SÍ. Las redes son solo un apoyo, pero ya han demostrado ser inútiles en las elecciones o sino que nos lo explique Antanas Mockus, Presidente de Colombia 2010 – 2014 gracias a Twitter. (gobernó un mes antes de las elecciones y luego se ahogó en su propia ola…verde).

Al paso que esto va, y con la decisión en manos de Juan Manuel Santos, puede que nos tardemos unos días más en saber qué pasará. El Presidente-candidato tiene que hacer sus cálculos políticos, sabe que esto le puede ayudar para el 25 de mayo, así que debe tener cautela (como con San Andrés y el negocio en La Habana). Así que no queda de otra, para los promotores de la revocatoria que volcarse a las calles y dedicar cada minuto del día a explicarle a la gente porque Gustavo Petro se debe ir y convencerlos que contra viento y marea (con seguridad habrá miles de trabas para los bogotanos el 6 de abril) deben salir a votar por el SÍ, votar por darle un giro al rumbo de la ciudad, votar por la idea de un presente mejor.

PS: ojalá Juan Manuel Santos fuera sensato y respetara la institucionalidad colombiana, así, entre otras cosas, le ahorraría al Estado más de 35 mil millones de pesos que vale la revocatoria. Siempre es que se pueden hacer muchas casitas con esa platica.


@DiegoMorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita