sábado, 23 de noviembre de 2013

El incompetente

MIÉRCOLES, 20 DE NOVIEMBRE DE 2013 - LA OTRA ESQUINA

Siento tener que decir esto, pero el actual Alcalde de Medellín Aníbal Gaviria, es el más incompetente que ha tenido la ciudad en los últimos 1500 años. Si, exagero en el tiempo pero es solo para dimensionar lo mal que está la ciudad.

La última perla del señor es no prestarle el estadio Atanasio Girardot a Nacional para afrontar su partido por la primera fecha de los cuadrangulares finales de la Liga Postobón. La decisión está basada en los incidentes, peleas, vandalismo, disturbios y mal comportamiento de algunos criminales que se disfrazan de hinchas y que en cada partido, sea cual sea el rival, terminan en confrontaciones a las afueras del estadio y sus alrededores.

Basándonos en la lógica de Gaviria, tanto Nacional como Medellín, no podrían jugar jamás en el Atanasio, pues como lo dije antes, en cada partido hay peleas, no importa el equipo.

Este Alcalde, que le ganó a Luis Pérez en las pasadas elecciones solo por 12 mil votos (con lo que quiero evidenciar que su victoria no fue arrolladora como lo pensaba), no tiene ni una pizca de liderazgo y mucho menos autoridad para una ciudad tan compleja como Medellín. Son evidentes los problemas de seguridad, del tema ya hemos escrito en varias ocasiones, la movilidad es un caos, el desempleo no disminuye, los problemas para entregar vivienda son reales pero no salen a la luz pública y la modernización de la administración fue un fracaso, o acaso alguien puede decir que la creación de vicealcaldías (burocracia y derroche) sirvieron para algo.

Gaviria se ha concentrado en internacionalizar la ciudad y buscar cuanto premio exista para poder decir que hace algo, pero su ineficacia es abismal. Solo hay que traer a colación la crisis del Edifico Space. Él se encontraba disfrutando de unas “merecidas” vacaciones (no sé de qué descansaba) cuando ocurrió la tragedia, un sábado. Regresó a la ciudad el jueves, es decir 6 días después, y la explicación que dio en Blu Radio fue que había sido muy difícil organizar el viaje de regreso, desde tierra santa, por aquello de los vuelos internacionales, las conexiones y bla bla bla. Juzguen ustedes estas declaraciones y díganme si no son muy débiles. ¿Quién le hubiera reprochado a un gobernante comprometido con su ciudad que hubiera alquilado un avión que lo trajera de inmediato a ponerse al frente de la situación? Pues yo soy muy crítico pero habría valorado el gesto de que contra viento y marea llegara a la ciudad. Pero no fue así, tanto que quien estaba como Alcaldesa encargada, al parecer, desempeñó una labor digna de reconocer.

Prohibir el parrillero es otra de las medidas de la actual administración de Medellín, con el fin de evitar, eso creen, los crímenes. El tema poco se cumple, en las calles se ven dos hombres en moto de manera tranquila. Mientras se tomen acciones para frenar a los criminales pero no se haga seguimiento y se haga cumplir la Ley, no funcionarán. Eso lo sabe el Alcalde, pues es estudiado, pero no tiene ni la menor idea de cómo implementarlo.

Se dice que los homicidios en Medellín han disminuido de manera considerable. La administración saca pecho, no obstante esta reducción al parecer se debe a un pacto entre combos que dominan las comunas de la ciudad. Entre ellos no se están atacando, hay una relativa paz en comunas que han vivido épocas de violencia aterradora pero no gracias a la acción eficaz del gobierno sino a la decisión de los combos. 

No sé que seguirá en Medellín. ¿Toque de queda en las noches para evitar robos? ¿Pico y placa todo el día para mejorar la movilidad? Cualquier cosa puede pasar, pero quienes vivimos en Medellín tenemos que estar atentos y pronunciarnos. Todos hacemos parte de la política, quienes creemos en ella y aquellos que dicen odiarla, es nuestro deber ejercer control político a los gobernantes, así no hayamos votado por ellos.

Post Scriptum: no puede ser casualidad que actualmente Juan Manuel Santos sea Presidente de Colombia, Gustavo Petro y Aníbal Gaviria alcaldes de Bogotá y Medellín y Sergio Fajardo Gobernador de Antioquia. Creo que la vida nos está mostrando los errores que no se pueden volver a cometer cuando vamos a elegir. Solo hay que evaluar el estado actual de los lugares que estos señores están gobernando para darnos cuenta de que esta época de zozobra, malas administraciones, falta de liderazgo, debilidad para ejercer autoridad, entre otras muchas cosas más, no la podemos volver a vivir o mejor dicho sobrevivir.

@DiegoMorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita