jueves, 1 de agosto de 2013

La final de fútbol

Por DIEGO MORA | Publicado el 31 de julio de 2013 El Colombiano


Tuve la oportunidad de disfrutar la final del fútbol colombiano entre Santa Fe y Nacional en Bogotá. Gracias a la decisión de no permitir la entrada de hinchas del equipo visitante el escenario era solo rojo y el ambiente que se sentía antes de empezar el partido era espectacular, una fiesta, así como debería ser este deporte.

Soy hincha de Nacional, no obstante pude entrar al estadio y ver el partido completo. Antes de que empezara el juego fui testigo de unos hechos lamentables que se prolongaron durante los noventa minutos. 

En primer lugar, todo aquel que se encontraba en el público y que no tenía una camiseta de Santa Fe, era chiflado y señalado como hincha de Nacional.

Ante los silbidos prolongados, la policía se acercaba a esta persona y la obligaba a abandonar la tribuna. Mientras la retiraban era ofendida por los hinchas rojos, para los cuales los paisas somos unos sicarios hijos de...

Tuve la suerte de que nadie se fijara en mí. Iba con una chaqueta azul, sin embargo debo confesar que sentí nervios de lo que pudiera pasar, pues el desarrollo del partido que favoreció a los verdes caldeaba los ánimos de un estadio rojo y encendido que con el correr de los minutos veía cómo en un semana se perdía el paso a la final de la Copa Libertadores y el campeonato de la liga local.

Aunque me parece absurda la medida de no permitir la entrada de hinchas visitantes a estos dos partidos (no dudo que en Medellín se presentaran los mismos casos con los hinchas de Santa Fe), creo que es acertada, pues con el fervor que algunas personas sienten por un equipo de fútbol, se logra entender cómo pueden hacerse matar o asesinar por ese equipo.

En el segundo gol de Nacional, un hincha se fue a golpear el vidrio que protege el palco en el que estaba el ministro de vivienda y sus acompañantes, niños entre ellos, y con toda la rabia que le produjo esta anotación, les gritaba "paisas hijos de..., deberían morirse". ¿Eso es ser hincha?

Todo esto simplemente para decir que no entiendo en qué momento el fútbol se convirtió en una batalla campal entre aficionados, cuándo se convirtió en un peligro ser hincha de un equipo y no poder entrar a cualquier estadio con la camiseta y disfrutar un partido en paz.

Por último: ¿cuándo se tomarán medidas efectivas, no paliativos, para evitar desórdenes dentro y fuera de las canchas y cuándo entenderán los hinchas que el fútbol es simplemente un deporte y no la vida?.

@DiegoMorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita