jueves, 9 de mayo de 2013

Un Santos Maduro

Por DIEGO MORA | Publicado el 08 de mayo de 2013 El Colombiano


Digamos que esa frase, muy utilizada, de que la política es dinámica y cambiante, hasta cierto punto es real, no podemos desconocer ciertas circunstancias en las que es necesario cambiar de opinión o punto de vista. No debe ser mal visto que una persona, por ejemplo, que en algún momento rechazara las uniones entre parejas del mismo sexo, de un momento a otro las defienda. ¿Recuerdan a Rob Portman, senador republicano que se oponía a estas uniones pero después de enterarse de que su hijo es gay, las defiende?

Como este caso, seguro, existen muchos más, pero una cosa es cambiar de opinión basados en hechos concretos y otra muy diferente, y reprochable, hacerlo buscando un beneficio personal (saludos Roy) o simplemente porque la cara que estábamos mostrando no era la real (saludos Juan Manuel).

El "presidente" de Venezuela, dándole un descanso a su arremetida contra Henrique Capriles, la emprendió contra Álvaro Uribe Vélez. Lo llamó asesino (acusándolo de la muerte de un periodista) y ante esta respuesta, brillante y en 133 caracteres: "A la inmadura acusación de la dictadura descabellada por el fraude y la violencia una única respuesta: que se repitan las elecciones", Maduro acudió a otra infamia, llamando al expresidente, mafioso.

Pasó el fin de semana y el gobierno colombiano guardó silencio. El lunes, un tweet tibio y fuera de tono de Juan Manuel nos mostró a los colombianos el camino que se tomaría ante las temerosas acusaciones del vecino. En la noche, una reunión secreta entre la Canciller Holguín y el embajador venezolano, le intenta poner punto final a un hecho lamentable y que un gobierno democrático como el de Colombia no puede permitir de un país en el que el 50 % del pueblo no acepta el resultado de las elecciones, que por cierto han sido impugnadas.

¿Por qué tarda tanto tiempo Juan Manuel Santos en reaccionar? Seguimos en vilo con San Andrés ¿cuándo se tomará una decisión sobre este fallo? Sigue sin reconstruirse Gramalote ¿será que espera seguir en el gobierno para hacer casitas gratis allá?

Si para Juan Manuel la política es dinámica y cambiante, él que ha estado en tres gobiernos diferentes lo sabe y lo aplica. Uribe fue solo un escalón para llegar a la cima, no importó esconder sus verdaderas intenciones y gritar a los cuatro vientos que continuaría con la obra de su predecesor. Mentiras, nada más que mentiras.

Por último: es de resaltar la opinión de Pastrana ante este hecho, lejos de cualquier ambición electoral, esa es la posición que se debía asumir desde el principio, no lo entendió así el gobierno y hoy no sabemos esto adónde nos llevará.

@DiegoMorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita