lunes, 11 de marzo de 2013

Burla en Venezuela

Lunes, Mar 11 2013 - Diego Mora - Periódico Debate - www.periodicodebate.com


Esta semana hemos sido testigos de lo fácil que resulta burlarse de una sociedad y de la comunidad internacional a nombre de la democracia y la interpretación, de acuerdo a intereses particulares, de una Constitución Política, puntualmente la de Venezuela, inspirados, claro está, en la revolución y en el Comandante en jefe Hugo Chávez (Q.E.P.D., si es que puede).

Democracia es sinónimo de libertad. Libertad es la posibilidad, el derecho de cada ser humano de desarrollar su personalidad como mejor le parezca, sin miedo a represiones. Democracia y libertad hace mucho tiempo son dos palabras que no pueden ir juntas en una misma frase con Venezuela.

Después de hacer lo que quiso catorce años, Chávez le endosó el poder a su Vicepresidente, Nicolás Maduro. En un acto de contrición (resultó ser su despedida) le pidió al pueblo venezolano que en caso de que algo le pasara, eligiera a Nicolás como presidente. 87 días estuvo desaparecido Chávez y mientras tanto Maduro preparó al pueblo para el regreso del Comandante, aunque no esperaban que se diera en un ataúd. Las cosas no salieron como ellos esperaban o tal vez si.

Intentar interpretar la Constitución venezolana es un absurdo, pues lo que en ella dice se acomoda según las necesidades. Veamos este ejemplo: Diosdado Cabello explicó el pasado viernes que la designación de Maduro como Presidente encargado era legal pues eso dice la Constitución. Tenemos claro que hay una falta absoluta de Chávez, y según la CN, si la falta se produce antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección en los treinta días siguientes. Mientras se elige, se encargará del país quien presida la Asamblea Nacional. Según Cabello, como Chávez llevaba 14 años en el poder es claro que ya había tomado posesión del cargo, razón por la cual no aplica que él asuma ese encargo.

Sigue el artículo 233 y dice: “Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente o Presidenta de la República durante los primeros cuatro años del período constitucional, se procederá a una nueva elección universal y directa dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Vicepresidente Ejecutivo o Vicepresidenta Ejecutiva”.

Aquí viene la interpretación amañada: para Cabello, Chávez ya había tomado posesión hace 14 años (así no hubiera ratificado su mandato ante la reelección de 2012), por lo cual él no debe asumir el cargo provisionalmente; pero se encontraba en los primeros cuatro años de esta elección, por lo cual el Vicepresidente es quien asume. De esta manera despejan el camino para que Maduro pueda convocar a elecciones y participe en ellas, pues como Vicepresidente no podría hacerlo.

Creo que aquí hay un delito y coincido con Henrique Capriles cuando dice que la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de darle vía libre a Maduro para asumir como Presidente encargado, es un “fraude constitucional”, no obstante poco o nada se puede hacer ante eso en un país sin separación de poderes y controlado por una jauría de fanáticos.

La comunidad internacional tiene una responsabilidad muy grande con Venezuela y con su futuro y debería pronunciarse cuanto antes ¿qué dice la OEA? ¿Qué dice la ONU? ¿Qué dice Mercosur? Lo sé, con seguridad no dirán nada.

Venezuela parece no tener opción de cambio. Siguen jugando a su amaño, como lo hizo todos estos años Chávez, con la Constitución y disfrazando la dictadura de democracia. Las nuevas elecciones serán controladas por los “chavistas” que dentro de poco serán “maduristas” (con tendencia a pudrirse), ojalá la oposición tenga oportunidad de jugar en igualdad de condiciones, para que Venezuela empiece a caminar por otro senda.

Epilogo: Santos fue recibido con mucho entusiasmo por el pueblo venezolano, él, rompiendo el protocolo, caminó hacia la multitud y estrechó sus manos, se le veía muy cómodo. Triste que esa cercanía no la tenga en su propio país y que a cada ciudad que viaje la constante sean las rechiflas y abucheos ante su mala gestión. Se acabó el tiempo Juan Manuel y no pudiste entender que en Colombia perdonamos el error pero jamás la mentira y mucho menos que hayamos retrocedido en el tiempo y hoy estemos igual o peor que en los años noventa.

@DiegoMorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita