miércoles, 24 de octubre de 2012

El valiente Angelino

Por DIEGO MORA | Publicado el 24 de octubre de 2012


¿Es casualidad que en Colombia, con un intervalo de un mes, el Presidente y Vicepresidente de la República revelen que padecen el mismo cáncer? ¡Sí, lo es… No obstante, el manejo de sus respectivas enfermedades ha sido diferente, tanto en ellos, los afectados, y por parte de los medios de información.

Hace poco menos de un mes, el presidente Santos le informó al país que padecía cáncer en la próstata. Lo hizo a través de una alocución televisada en la que nos contó (un lunes) que el miércoles sería sometido a una operación. Ese día muy temprano y al llegar a la clínica dio un parte de tranquilidad y entró al quirófano. Un par de días después, lo vimos salir a la ventana y saludar con su mano, la derecha. Los medios se mantuvieron apostados afuera de la clínica y una semana después vimos cuando salió rumbo a la Casa de Nariño. Una enfermedad mediática, muy mediática.

Por otro lado, el vicepresidente Garzón, después de su accidente cerebrovascular, sufrido pocos días después de no ser elegido en la OIT, ha guardado mesura con su estado de salud. Esta situación ha generado en algunos sectores duras críticas y cuestionamientos a la capacidad mental y física para mantenerse en su cargo. Hace unos días, Garzón le informó al país que se estaba sometiendo a radioterapias para contrarrestar un tumor en la próstata, el cual fue detectado en julio de este año y del cual pocos tenían conocimiento. Enfermedad sin medios, perfecto manejo.

¿Es valiente Angelino Garzón ? Sí, muy valiente. No es un secreto que algún sector del Congreso de la República está empeñado en prescindir de él e incluso de la figura del Vicepresidente. Los desacuerdos con Santos, producto de su voz firme y en ocasiones contraria a las posiciones oficiales del Gobierno han dejado claro que, aparte de la gran oposición política y ciudadana que hoy en día tiene el primer mandatario, Angelino es un duro rival que sería mejor tener lejos.

Las funciones del Vicepresidente requieren en mayor porcentaje de capacidad mental, no es necesario un gran despliegue físico y la inteligencia de Garzón, considero, se mantiene intacta. ¿Por qué renunciar entonces?

Repito, es valiente Angelino, pues sabe que está en capacidad de cumplir con sus obligaciones, pero puso en manos del Congreso, ese mismo que liderado por Barreras lo ha humillado varias veces, y de la Constitución, su futuro.

Por último: Garzón dijo no querer aferrarse al cargo, valiente al decirlo, ojalá este no sea el pretexto de quienes quieren sacarlo (¿reemplazarlo?) para darle el golpe final. Ojalá.

@DiegoMorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita