sábado, 22 de septiembre de 2012

Los expresidentes de la posmodernidad


Las polémicas que genera el expresidente Uribe, sobre todo desde su cuenta de Twitter, dan pie para que muchas personas que comparten o no sus posturas políticas, expresen opiniones y critiquen o apoyen lo que en 140 caracteres él nos dice.

Muchos comparan el bajo perfil de expresidentes como Gaviria, Samper y Pastrana (los dos últimos muy activos en días recientes con el tema del proceso de paz) y pretenden y hasta exigen que Uribe asuma un rol muy parecido al de ellos, pasivo y prácticamente desapercibido.

Veamos un poco a los expresidentes recientes en la historia de Colombia:

César Gaviria: Presidente, por accidente debido al asesinato de Luis Carlos Galán, entre 1990 y 1994. En su mandato se dio la Asamblea Nacional Constituyente, necesaria en ese momento, pero que quedó mal hecha y, en esa época, casi a la medida de los narcotraficantes que azotaban el país. Se le recuerda mucho por la “apertura económica” (el recuerdo no es necesariamente positivo) y su acto de gobierno más visible fue una serie de apagones por más de un año y el adelanto de una hora en los relojes colombianos; momento que muchos quisiéramos olvidar.

Nota: si se busca en Google “logros del gobierno de Cesa Gaviria” aparecen cerca de 83 mil resultados

Ernesto Samper: Presidente entre 1994 y 1998. En su mandato logró duplicar el porcentaje del PIB destinado a la inversión social, la creación del SISBEN y el Ministerio de Cultura.  Se le recuerda mucho por el famoso Proceso 8000 y su frase “si entraron a mi campaña dineros del narcotráfico todo sucedió a mis espaldas”. La investigación en el Congreso de la República fue precluida (ni culpable ni inocente) en todos los cargos; como se dice por ahí los congresistas se “lavaron las manos” y como dice Andrés López “deje así”, porque era más fácil.

Nota: si se busca en Google “logros del gobierno de Ernesto Samper” aparecen cerca de 24 mil resultados

Andrés Pastrana: Presidente entre 1998 y 2002. En su mandato logró relanzar las relaciones internacionales y el fortalecimiento de las Fuerzas Armadas gracias al Plan Colombia. Se le recuerda mucho por su famoso y fallido proceso de paz con las farc y el despeje de 42 mil kilómetros del país con el fin de adelantar estos diálogos. Durante casi 4 años el grupo terrorista aprovechó la zona de distensión para fortalecerse y continúo con las masacres, secuestros, extorsiones y multiplicó sus ingresos gracias al narcotráfico. Prácticamente el país se arrodilló ante los violentos. Muy Triste!

Nota: si se busca en Google “logros del gobierno de Andrés Pastrana” aparecen cerca de 42 mil resultados

Álvaro Uribe: Presidente entre 2002 y 2010. En su mandato se dio una lucha frontal contra el terrorismo gracias a la política de Seguridad Democrática, su bandera de campaña. Se le recuerda mucho por la desmovilización de los grupos paramilitares, escándalos como los falsos positivos y las chuzadas del DAS. En sus ocho años de gobierno (gracias a una reforma constitucional que permitió la reelección inmediata) Colombia, un país sumido en la desesperanza y que se encontraba en manos del terrorismo, recuperó la confianza, el amor propio y volvió a creer en si misma. Gracias!

Nota: si se busca en Google “logros del gobierno de Álvaro Uribe” aparecen cerca de 259 mil resultados

Tenemos aquí a cuatro expresidentes de Colombia, los que podríamos denominar los expresidentes de la posmodernidad. En aras de la equidad, el párrafo que describe a cada uno de ellos tiene la misma cantidad de palabras (95) y la información fue consultada en la misma fuente: Wikipedia.

¿Cuál es mi intención al hacer este ejercicio? Simplemente un sencillo e informal análisis de cuatro personas que han gobernado el país.

Considero que el bajo perfil de Gaviria, Samper y Pastrana al momento de dejar el poder, era casi obligatorio pues no tenían una gran gestión que defender, así que era mejor retirarse, como lo hicieron, a vivir en el exterior y esperar cada mes la consignación de la pensión. Gaviria trabajó unos años como Secretario de la OEA.

¿Qué le iba a exigir Gaviria a Samper? ¿Qué le iba a exigir Samper a Pastrana? ¿Qué le iba a exigir Pastrana a Uribe? ¿Qué le exige Uribe a Santos?

Digamos que de Gaviria a Samper el salto no fue muy representativo, teniendo en cuenta que (eran) son del mismo partido.

De Samper a Pastrana, sería absurdo que un expresidente, que se vio envuelto en todo su mandato en un escándalo como el Proceso 8000, que incluso Estados Unidos le quitó al visa, saliera de la Casa de Nariño a exigirle algo a su sucesor, quien además fue el que le destapó con los “narco-casetes”  la proveniencia de los dineros que financiaron su campaña.

De Pastrana a Uribe se dieron algunas exigencias que buscaban más algún tipo reconocimiento por la desmovilización de los paramilitares. No obstante, Pastrana después de criticar a Uribe aceptó ser el embajador de Colombia en Estados Unidos.

De Uribe al actual Presidente Juan Manuel Santos se exige, y aquí está la gran diferencia con los tres expresidentes antes mencionados, porque Santos llegó a la presidencia gracias a Uribe, con su plataforma y un porcentaje muy alto de sus votos. Santos se comprometió a seguir con las políticas de Uribe y después de dos años se ha demostrado que estas fueron abandonadas y se le ha dado paso a otras “prioridades”. Es importante aclarar que jamás se le ha pedido a Santos que gobierne como Uribe o que sea su títere, lo único que se le pide es coherencia y lealtad.

Uribe desde que entregó el poder no ha dejado de trabajar por y para el país. Opina porque le duele lo que pasa y porque ve como cada día se derrumba lo que tanto le costó construir en ocho años. Gaviria, Samper y Pastrana poco construyeron, poco hicieron por el país y de ahí su, obligatorio, bajo perfil.

En los últimos días hemos visto como Samper y Pastrana opinan activamente sobre el proceso de paz con las farc, para algunos serán importantes sus apreciaciones, para otros serán la excusa perfecta para mantenerse vigentes, la pregunta es ¿qué autoridad tienen para hablar de este tema dos personas que, en el caso de Samper poco o nada hizo por acabar con el terrorismo y Pastrana que fracasó en su negociación gracias a su debilidad en el proceso?

Uribe lo ha dicho muchas veces “soy un combatiente de las ideas”, por eso pedirle que se quede callado sería quitarle su naturaleza. Colombia ha luchado mucho por mantener una democracia sólida, coartar la libertad de expresión de un expresidente como Uribe, pero más que eso de un ciudadano al que le duele el país sería retroceder.

En el disenso está la democracia. No tengamos miedo de escuchar las ideas del otro así estas sean contrarias a las nuestras. Discutamos con respeto y sin intentar convencer a nuestro oponente porque cuando se intenta convencer e imponer nuestra posición, cambia el sentido de la discusión.

Invito a Uribe a que continúe expresando sus opiniones. Invito también a Gaviria, Samper y Pastrana a hacerlo, pero que sus opiniones no sean, como hasta ahora, para atacar a Uribe, para criticarlo en todo. Entiendan que él no pretende opacarlos, ustedes ya lograron hacer eso solitos.

Post Scriptum: a usted que no entendió, por favor evite refutar con insultos y ofensas. Si desea un debate, escriba sus posiciones y publíquelas, seguro podremos dar una batalla de ideas y con altura.

@DiegoMorita

1 comentario:

  1. Para los que hemos vivido y nos gusta la polìtica sin apasionamientos estos son los artìculos a leer. Gracias

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita