domingo, 3 de junio de 2012

¿El terrorismo paga?


Hace poco tuve una discusión, “sana”, vía Twitter con una persona que no comparte mis posiciones políticas, mi opinión con respecto a las Farc, a quienes creo que debemos combatir con toda la fuerza del Estado hasta que se rindan o hasta que desaparezcan por completo, sin dejar de lado que si entregan las armas y cesan su accionar delictivo sentándose a negociar, esa puede ser otra salida. También esta persona me criticaba mucho la admiración que profeso por Álvaro Uribe Vélez, a quien le agradezco todo lo que hace por Colombia y a quien defiendo a capa y espada, pero siempre con respeto, cuando alguien refuta alguna de mis apreciaciones, respeto con el que pocas veces soy tratado por esos detractores.

Después de un ir y venir de opiniones, posiciones, ideas y argumentos, esta persona llegó a un punto en el que creo que se quedó sin nada que decir, así que lo último que me expresó fue: “lo invito a leer la historia de Colombia para que sepa de dónde vienen las Farc y cuál es su ideología y también de paso lea sobre su ídolo Uribe y las relaciones paramilitares que tiene”.

Cuando leí la recomendación sobre Uribe y sus, supuestas, relaciones con paramilitares, ratifiqué que esta persona se quedó sin nada que decir y acudió al mismo argumento que usan todos sus detractores para, supuestamente, expresar una posición clara pero que no tiene ningún sustento probatorio. Tengo claro que de eso no tengo que leer, porque si existiera una mínima relación con ellos, seguramente sus jefes no estarían todos extraditados a los Estados Unidos y el paramilitarismo desmontado.

Pero si me fui a leer un poco sobre las Farc intentando sobre todo encontrar un indicio de su ideología. No sé si mi búsqueda fue correcta, pero ese indicio no lo hallé, pero si encontré datos como estos:

En 1965 secuestraron a Harold Eder ex Ministro e Industrial vallecaucano, es el primer secuestro atribuido a las FARC. Asesinado en cautiverio.

En 1966 atacaron casas campesinas en El Pato Medio - Meta, 10 civiles muertos, incluyendo un menor de edad.

En 1970 secuestraron a 13 campesinos en Huila los cuales están desaparecidos hasta la fecha.

En 1979 durante la toma de Cartagena del Chairá, las FARC secuestran al comerciante Álvaro Santofimio y ejecutan a 2 campesinos.

En 1981 en el Magdalena Medio, departamentos de Antioquia y Santander, en tres acciones diferentes las FARC fusilan y decapitan a 9 campesinos frente a sus familias.

En 1983 en la toma de Toribio, las FARC ejecutan al ex alcalde de la población y a un concejal, vuelan una torre de Telecom y el Puente sobre el río Negro.

En 1984 en el Magdalena Medio realizan una triple masacre que deja un total de 14 campesinos muertos.

En 1985 en Cauca, las FARC ejecutan a 7 campesinos, todos acusados de colaborar con el ejército.

En 1990 matan a 5 niños y a 2 policías en emboscada a la vereda Las Vueltas en Algeciras - Huila. En la misma acción 4 niños más resultaron heridos.

En 1995 masacre en la Finca Bajo El Oso de Apartadó - Antioquia, 24 víctimas.

En 1996 utilizan un burro bomba en Chalán - Sucre en atentado contra la Estación de Policía. 4 agentes mueren.

En 1997 asesinan a 5 indígenas de la tribu Koreguaje en el caserío de San Luis - Caquetá.

En 1998 inician el uso de cadáveres bomba. El cuerpo del Capitán Luis Hernando Camacho fue utilizado como trampa, durante su traslado a la ciudad de Bogotá hizo explosión dejando un saldo de 2 soldados muertos y 5 más heridos.

Ese mismo año asesinaron a 3 personas, hirieron 14 y secuestraron a 27 más en un retén cerca a la ciudad de Bogotá.

Y también se dio la famosa masacre en Mitú, en la que murieron 10 policías, 40 fueron secuestrados y hubo 10 civiles muertos.

En 1999 ataque con cilindros bomba a la población de San Francisco - Antioquia, 4 muertos, 4 personas heridas y 3 secuestrados.

En 2000 ataque en Vigía del Fuerte - Chocó, 30 personas murieron, incluyendo a 24 policías, el Alcalde y dos niños.

También ese año hubo ataque con cilindros y bombas en el pueblo de Arboleda - Caldas. 14 muertos, incluyendo una mujer que fue quemada viva.

En 2001 ataque con cilindros bomba al municipio de La Caucana, Caldas, dejando entre 25 y 50 personas muertas.

Y ese año también asesinaron en cautiverio a la ex Ministra de cultura Consuelo Araujo Noguera, secuestrada en la Sierra Nevada de Santa Marta.

En 2002 masacre en Bojayá. Las FARC lanzaron cilindros bomba contra la iglesia, 119 muertos y 98 heridos.

También ese año secuestraron a 11 diputados del Valle del Cauca, 10 fueron asesinados en cautiverio, solo uno regresó vivo.

En 2003 secuestro y asesinato del Gobernador de Antioquia Guillermo Gaviria y el ex Ministro de defensa Guillermo Echeverry, cuando el ejército intentaba rescatarlos.

También ese año instalaron una bomba de 300 libras en el Club El Nogal en Bogotá. La bomba provocó la muerte de 33 personas e hirió a 170.

En 2004 masacre en el municipio de Pensilvania - Caldas, 8 campesinos fueron torturados y asesinados.

En 2005 masacre de 17 campesinos en Tame – Arauca.

También asesinaron a 6 concejales e hirieron a un civil en un ataque contra la sede del Concejo del municipio de Puerto Rico - Meta.

En 2006 masacre en Rivera – Huila, 9 concejales asesinados.

En 2009 asesinaron con machetes y cuchillos a 13 indígenas Awá tras acusarlos de ser colaboradores del Ejército.

En 2010 masacre en Barbacoas, Nariño deja un saldo de 4 personas asesinadas.

Este es un breve resumen del accionar terrorista de las Farc. Me detengo en el año 2010 para evitar llenar más hojas con los ataques de los dos últimos años, si, los dos años del gobierno de Juan Manuel Santos.

Nunca sabremos el número exacto de muertos, de desaparecidos, de secuestrados, pero si tenemos algo muy claro: no hay un solo indicio de voluntad política en masacres, tomas a poblaciones, secuestros y miles de vejámenes más a los que tristemente nos tiene acostumbrados este grupo terrorista, por eso muchos colombianos de bien nos seguimos uniendo y pidiéndole al gobierno que no premie el terrorismo con el acto legislativo del Marco Legal para la Paz, no a la impunidad, no a la posibilidad de que los cabecillas del terrorismo sean elegibles para cargos públicos, no por favor.

Conozca más del Marco para la Paz: ¿Rumbo a la impunidad? http://en500palabras.blogspot.com/2012/05/rumbo-la-impunidad.html


@DiegoMorita

2 comentarios:

  1. Interesante resumen de fechorias. Lastima que convenientemente omitio buscar los nexos explicitos o implicitos de Uribe y el uribismo con el paramilitarismo bajo el argumento de que sus lideres estan extraditados.

    Por ejemplo, Mancuso, uno de sus maximos lideres, estando preso (es decir bajo la vigilancia y proteccion del Estado Colombiano) la noche en que fue extraditado, misteriosa y conveninetemente "desaparece" su portatil. Cuanta informacion valiosa para la verdad en Colombia tenia ese computador y como es que desaparece? que responsabilidad le cabe al estado por tamaña desaparion? casualidad? porque no se intensifico su busqueda o, al menos, se señalo responsables por tamaña negligencia?

    Ate cabos mi estimado y no me tome por antiuribista, que para mi es como ser antitaurino: simplemente no me gustan los espectaculos de violencia y muerte.

    Por favor Camilo,

    ResponderEliminar
  2. Luego de leer tanto acto atroz por parte de las FARC aun no entiendo como es posible que a este tipo de personas que sin agallas desangran el país los premien con impunidad. Soy fiel creyente que en la vida las personas se ganan las oportunidades que se merecen con los actos que representan pero no es justo que a un país que ha derramado tanta sangre les de este tipo de oportunidades a sus verdugos... la verdad no soy quien para juzgar los actos de los demás y muchos menos el resultado de los mismos pero a mi simple vista creo que una persona o colectividad que tenga la capacidad de masacrar, torturar, violar, desaparecer y aterrar no debería de tener dichas ventajas ante los demás ciudadanos que mucho o poco nos duele un país y solo queremos aprender a vivir en tranquilidad disfrutando de las maravillas de esta tierra colombiana.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita