jueves, 17 de mayo de 2012

¿Rumbo a la impunidad?

Por DIEGO MORA | Publicado el 16 de mayo de 2012 El Colombiano

El presidente Juan Manuel Santos dijo que tenía la llave para la paz en su bolsillo, esta llave incluso tiene nombre, es el "Marco Legal para la Paz".


La semana pasada en la Cámara de Representantes, este acto legislativo de reforma a la Constitución estuvo a punto de ser votado y seguramente aprobado. Sin embargo, la iniciativa de recoger firmas, del Representante por Antioquia Obed Zuluaga , para archivar este acto, determinó el retiro del gobierno de la votación en el orden del día.

¿Qué nos espera en caso de ser aprobado este acto legislativo?

1. Delitos como el secuestro, la extorsión, las masacres, las violaciones a los Derechos Humanos, entre otros, quedarán reducidos a hostilidades.

2. La Fiscalía definirá de manera autónoma qué acciones penales y a quién investigar, lo que le otorga una función discrecional y selectiva.

3. El Presidente de la República podrá suspender la ejecución de las penas y autorizar el cese de la persecución judicial de los casos que considere, adicionalmente podrá perdonar condenas.

4. Se le cierra la puerta al Congreso para emitir más leyes que desarrollen instrumentos jurídicos en este tema.

5. Aplicaría solo para desmovilizaciones colectivas, desconociendo el éxito que se ha obtenido con las individuales en cuanto a golpes contundentes al terrorismo por la información entregada por los desmovilizados.

Hasta aquí el panorama es bastante oscuro pero tiende a ponerse peor, pues se contempla la posibilidad de otorgar indultos a los autores de delitos atroces y les brinda la posibilidad de convertirse en elegibles para cargos de elección popular. ¿Veremos a Iván Márquez en el Senado?

Pero las sorpresas no paran. El inciso primero del acto legislativo dice: "La ley podrá autorizar un tratamiento diferenciado para cada una de las distintas partes", ¿cuáles son las partes? Guerrilleros y fuerza pública. Así que este proyecto deja a los policías y militares, que tanto han luchado por Colombia, en la misma condición de los guerrilleros que tanto daño le han hecho al país.

Y lo más grave no es eso, los ciudadanos del común, 47 millones de colombianos no hacemos parte del conflicto, es decir, quedamos desprotegidos ante el accionar de los violentos.

Por último: el Gobierno está presionando muy fuerte para que se apruebe este acto legislativo. La "mermelada" es cada vez más dulce y atractiva para los que se dejen convencer. Ayer se votaba nuevamente la aprobación, ojalá por el bien del país esta presión no haya surtido efecto y la iniciativa del representante Zuluaga detenga el camino acelerado que emprendió el Gobierno hacia la impunidad.

@DiegoMorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita