domingo, 27 de mayo de 2012

Detención


¡Espérame! –dijiste-. Quisiera haberme negado, pero accedí. Detuve mi vida, aunque ella no paró. Perdí mi empleo, perdí a mi familia, nunca te quisieron creo que lo sabes, perdí mi identidad pues solo pensaba en la persona que sería cuando regresaras. No volviste, tampoco lo hice y fue el final.

@DiegoMorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita