miércoles, 30 de mayo de 2012

Un hogar para la vida

Por DIEGO MORA | Publicado el 30 de mayo de 2012 El Colombiano

El Plan de Desarrollo para Medellín contempla cinco líneas: 1. Ciudad que respeta, valora y protege la vida. 2. Equidad, prioridad de la sociedad y del gobierno. 3. Empleo y competitividad. 4. Territorio sostenible, y 5. Legalidad, legitimidad e institucionalidad para la vida y la equidad.

No creo que sea casualidad que la primera línea sea la que se refiere a seguridad, en la actualidad el tema más neurálgico de la ciudad.

En la discusión en el Concejo, la seguridad tuvo un capítulo especial. El presupuesto inicial presentado por la administración fue cercano a los 175 mil millones de pesos, lo que representa un 20% menos de lo ejecutado en la alcaldía de Alonso Salazar , a pesar de que el presupuesto total para la ciudad aumentó en cerca del 80%, es decir, Medellín en los próximos cuatro años tendrá 14,4 billones de pesos para su funcionamiento e inversión.

Después de dar el debate, argumentando que el rubro asignado para seguridad era muy bajo, el concejal Campuzano, quien lidera este tema, y otros concejales que se sumaron a esta iniciativa, lograron un aumento cercano a los 60 mil millones de pesos. Gran gestión de un Concejo, en su mayoría comprometido con el bienestar y la seguridad de Medellín.

Lo más visible de la administración Gaviria, hasta el momento, es la creación de la Secretaría de Seguridad, que invertirá cerca del 50% de su presupuesto en la implementación de tecnología, seguramente más cámaras, lo cual está bien, pero ¿y el trabajo de fondo y con la ciudadanía dónde queda?

Entre miles de cosas más, la administración municipal debe visibilizar mecanismos claros para enfrentar la delincuencia y aumentar la meta de reducción de homicidios, pues no tiene sentido que una ciudad que entre 2004 y 2005 tuvo una tasa de 35 homicidios por cada 100 mil habitantes hoy se proponga disminuir esa cifra de 69 a 50 muertes violentas.

Medellín tiene un gran reto en seguridad, y no solo para reducir la tasa de homicidios, pues también se debe combatir el microtráfico de drogas que asciende al 44% de los crímenes en la ciudad, además del 20% en delitos como asalto y robo.

Por último: hace quince días la ONU denunció el secuestro, con posibles fines de reclutamiento, de 13 niños en Putumayo. El gobierno a la fecha no se ha pronunciado sobre el caso. La senadora Gilma Jiménez, defensora de la niñez, vía Twitter, pidió prudencia y los medios han hecho caso omiso y han guardado silencio. ¿Si no es por lo niños que intentamos cambiar este país, entonces por quién?

@DiegoMorita

domingo, 27 de mayo de 2012

Detención


¡Espérame! –dijiste-. Quisiera haberme negado, pero accedí. Detuve mi vida, aunque ella no paró. Perdí mi empleo, perdí a mi familia, nunca te quisieron creo que lo sabes, perdí mi identidad pues solo pensaba en la persona que sería cuando regresaras. No volviste, tampoco lo hice y fue el final.

@DiegoMorita

miércoles, 23 de mayo de 2012

Golpe de Estado

Por DIEGO MORA | Publicado el 23 de mayo de 2012 El Colombiano

Medios de información colombianos dieron a conocer un cruce de correos entre algunos militares retirados que, supuestamente, plantean la posibilidad de un golpe de Estado en Colombia, nombrar un gobierno de transición y convocar a elecciones en un período no mayor a seis meses.

Está claro que en materia de seguridad el gobierno está confundido y de nuevo Colombia vive y revive sus peores épocas, esas "comunes" en los noventa y que continuaron, con tendencia a la baja, en los ocho años de la presidencia de Uribe.

Los terroristas parecen haber tomado un segundo aire, gracias a la "obsesión" del actual mandatario de conseguir la paz a como dé lugar, así sea con un acto legislativo que brinda una especie de inmunidad para negociar pero a la vez abre la puerta para dejar delitos en la impunidad.

Los golpes de Estado hacen parte de la historia de América Latina. En 1964 cayó la democracia en Brasil, en 1966 y 1976 en Argentina, en 1973 en Chile, en 1968 en Perú, en 1972 en Bolivia y en 1973 en Uruguay, por citar algunos casos.

La década del 80 marcó el regresó de la democracia, con excepción de Paraguay en 1989 y el autogolpe de Fujimori en 1992.

En 2002 Hugo Chávez fue apartado del poder dos días, pero el Ejército lo llevó nuevamente al Palacio de Miraflores. El golpe más reciente es el de Honduras y la salida del poder de Manuel Zelaya.

¿Y este breve repaso de historia para qué?

Colombia no puede vivir un golpe de Estado, sin importar de qué lado venga la iniciativa. Nuestro país se da el lujo de ser la democracia más estable y antigua de la región, además como sociedad poseemos mecanismos legítimos para "tumbar" a un gobierno.

Tenemos el poder del voto, el mayor de todos los poderes democráticos. En 2014 podremos elegir a un nuevo presidente, si eso queremos, y haremos uso de nuestro derecho constitucional o adelantar una iniciativa popular que reforme la Constitución y permita la revocatoria del mandato, que actualmente solo aplica para alcaldes y gobernadores, pero siempre bajo el marco de la legalidad y la legitimidad sin desviar el camino.

Un golpe de Estado generaría caos y eso es lo que Colombia menos necesita.

Por último: Presidente Santos, aún está a tiempo de corregir el rumbo. Nadie le pide que gobierne como su antecesor, pero sí que respete la plataforma que lo eligió. No premie el terrorismo con el Marco para la Paz. Usted pasará a la historia como un buen o un mal mandatario ¿cómo quiere que lo recordemos?.

@DiegoMorita

jueves, 17 de mayo de 2012

¿Rumbo a la impunidad?

Por DIEGO MORA | Publicado el 16 de mayo de 2012 El Colombiano

El presidente Juan Manuel Santos dijo que tenía la llave para la paz en su bolsillo, esta llave incluso tiene nombre, es el "Marco Legal para la Paz".


La semana pasada en la Cámara de Representantes, este acto legislativo de reforma a la Constitución estuvo a punto de ser votado y seguramente aprobado. Sin embargo, la iniciativa de recoger firmas, del Representante por Antioquia Obed Zuluaga , para archivar este acto, determinó el retiro del gobierno de la votación en el orden del día.

¿Qué nos espera en caso de ser aprobado este acto legislativo?

1. Delitos como el secuestro, la extorsión, las masacres, las violaciones a los Derechos Humanos, entre otros, quedarán reducidos a hostilidades.

2. La Fiscalía definirá de manera autónoma qué acciones penales y a quién investigar, lo que le otorga una función discrecional y selectiva.

3. El Presidente de la República podrá suspender la ejecución de las penas y autorizar el cese de la persecución judicial de los casos que considere, adicionalmente podrá perdonar condenas.

4. Se le cierra la puerta al Congreso para emitir más leyes que desarrollen instrumentos jurídicos en este tema.

5. Aplicaría solo para desmovilizaciones colectivas, desconociendo el éxito que se ha obtenido con las individuales en cuanto a golpes contundentes al terrorismo por la información entregada por los desmovilizados.

Hasta aquí el panorama es bastante oscuro pero tiende a ponerse peor, pues se contempla la posibilidad de otorgar indultos a los autores de delitos atroces y les brinda la posibilidad de convertirse en elegibles para cargos de elección popular. ¿Veremos a Iván Márquez en el Senado?

Pero las sorpresas no paran. El inciso primero del acto legislativo dice: "La ley podrá autorizar un tratamiento diferenciado para cada una de las distintas partes", ¿cuáles son las partes? Guerrilleros y fuerza pública. Así que este proyecto deja a los policías y militares, que tanto han luchado por Colombia, en la misma condición de los guerrilleros que tanto daño le han hecho al país.

Y lo más grave no es eso, los ciudadanos del común, 47 millones de colombianos no hacemos parte del conflicto, es decir, quedamos desprotegidos ante el accionar de los violentos.

Por último: el Gobierno está presionando muy fuerte para que se apruebe este acto legislativo. La "mermelada" es cada vez más dulce y atractiva para los que se dejen convencer. Ayer se votaba nuevamente la aprobación, ojalá por el bien del país esta presión no haya surtido efecto y la iniciativa del representante Zuluaga detenga el camino acelerado que emprendió el Gobierno hacia la impunidad.

@DiegoMorita

viernes, 11 de mayo de 2012

"Humano" inhumano


Se preguntaba por su existencia ¿por qué y para qué estaba en un mundo en el que se sentía un extraño? No entendía su naturaleza “humana” si todos sus instintos eran animales. Nacer, crecer, reproducirse y morir ¿no hacían eso los tigres, los leones o las ratas? ¿Cuál era la diferencia entre las estupideces que decimos y los ladridos de un perro? El ser “humano” tenía una prioridad: él; y ante el peligro una premisa: salvarse primero sin importar nadie más. Pensaba, pero nunca lo dijo, que la raza “humana” estaba condenada a desaparecer. Un día, muy bonito por cierto, se le adelantó a la humanidad en el camino y se auto destruyó. Nadie interpretó su mensaje y ese fue el principio del fin para los que nos quedamos aquí.



@DiegoMorita


miércoles, 9 de mayo de 2012

Medellín, la eterna...

Por DIEGO MORA | Publicado el 9 de mayo de 2012 El Colombiano

Medellín era conocida como "La eterna primavera" gracias a su clima perfecto, el verde de sus montañas, las flores, sus mujeres, que como dice la canción, son rosas que adornan el jardín del Valle de Aburrá, entre miles de cosas más.

Ese lindo calificativo tuvo una transformación absurda en los noventa, época del narco, en ese momento la ciudad era conocida como "La eterna matadera" y aunque es duro escuchar que el lugar en el que vives sea llamado así, debemos reconocer que esa era una realidad imposible de esconder.

Han pasado varios años, Medellín ha avanzado y se sitúa como líder en el país. Una ciudad emprendedora y pujante, de gente, en su mayoría, honesta y trabajadora que día a día lucha por hacerla mejor. No obstante, no podemos desconocer que el nuevo siglo no ha sido fácil y sus habitantes vivimos, convivimos y sobrevivimos con una violencia sin sentido que nos golpea.

No voy a citar cifras de la violencia que azota a Medellín, números que solo son el reflejo del deseo incomprensible de algunos violentos de tener poder y dinero sin importar lo que tengan que hacer por conseguirlo.

No pretendo hacer un recuento de los muertos en la ciudad, ni hacer críticas a los organismos de seguridad, ni a la administración municipal; no, ellos saben y conocen el problema, lo único que quiero es REACCIÓN inmediata para combatir con efectividad la violencia de todos los días.

La extorsión a los transportadores es un secreto a voces, el boleteo a los comerciantes, los atracos en las afueras de las universidades, los asesinatos por atravesar las, mal llamadas, fronteras invisibles, el sicariato por ajustes de cuentas entre combos o el tráfico de drogas que diariamente deja ganancias por más de 2.500 millones de pesos son algunos de los delitos más comunes de Medellín.

¿Qué se está haciendo para combatir esto efectivamente?

Medellín requiere cambiar su política de seguridad. Si la actual administración pretende que la ciudad sea "un hogar para la vida" debe empezar por proteger la integridad de sus habitantes. Hay que combatir las bandas organizadas, acabar con los expendios de droga, darles seguridad a los transportadores y comerciantes, pero eso solo se consigue con determinación y sin negociar con los delincuentes, pero hay que empezar ¡YA!

Por último: un concejal coherente y con propuestas le hacía falta a Medellín. Juan Felipe Campuzano es la voz de muchos ciudadanos en esa corporación. Entre muchas otras propuestas, dice que se debe acudir a la persuasión, disuasión y la contención de la ley, para frenar la criminalidad. ¡En hora buena Concejal!. 

@DiegoMorita

lunes, 7 de mayo de 2012

Un respiro


A veces, es necesario detenerse un poco y bajarle la velocidad a nuestro día a día, darnos un respiro. Mirar el cielo es una buena opción, los árboles, sentir la inmensidad de lo que nos rodea.

En ocasiones caemos en el error de querer estar siempre ocupados en algo, estudio o trabajo por ejemplo y dejamos pasar a nuestro lado momentos únicos que nos pueden ayudar a recargarnos.

Vivir en Colombia es maravilloso. No es un secreto que aquellos compatriotas que por una u otra razón abandonan el país añoran con regresar algún día. Tenemos, en términos generales, un buen clima, paisajes únicos, costas espectaculares y un calor humano fuera de serie, porque en cualquier rincón de nuestra geografía siempre habrá alguien que te reciba con los brazos abiertos y dispuesto a ayudarte.

Infortunadamente y a pesar del lindo lugar en el que nacimos, Colombia no es fácil. La violencia nos ha azotado siempre. La inequidad social cada día va en aumento, la educación a pesar de ser un derecho consagrado en la Constitución aun no se cumple en su totalidad, la corrupción ha permeado la sociedad y parece un cáncer, sin cura, que nos carcome de adentro hacia afuera, se escoge la vida fácil antes que el trabajo honesto y la falta de cultura nos lleva, a veces, a pensar primero en nuestro beneficio personal que en el general.

Y es todo esto lo que a muchos colombianos nos obliga a darnos un respiro, a salirnos a un universo paralelo en el que solo cabe la tranquilidad.

Acabamos de vivir unas semanas muy movidas, llenas de noticias impactantes y seguramente muchos repitieron “es que eso no pasa sino en Colombia”.

La Cumbre de las Américas en Cartagena nos dejó un escándalo con el Servicio Secreto de Estados Unidos y a Dania, una dama de compañía, que no recibió su pago completo. Causó revuelo también la intención de regalarle un burro a Obama y ahora que conocemos los gastos de la Cumbre, una sorpresa mayor, pues 62 mil millones de pesos es un costo muy alto para un país pobre como el nuestro.

Y no creo que los colombianos aprovechemos cualquier situación para caerle encima a los demás, como en el caso de Shakira y su Ublime, es que simplemente necesitamos otro camino que tomar, otros temas de que hablar y, quizás, una excusa para reír.

Aquí le hacemos un chiste a todo, canciones a cualquier tema, parodias a todo tipo de personajes y en el fondo, esa es nuestra esencia, buscar la alegría y ser felices así sea dos minutos al día.

Los invito a levantarse cada día y agradecer por el país en el que vivimos, cada uno desde su diario vivir puede aportar a que los problemas, sin esconder que sean graves, tengan menos impacto en nuestras vidas. Estoy seguro de que si cada uno hace algo pequeñito, en el mediano plazo y antes de lo que creemos, estaremos viviendo en un país mejor.

@DiegoMorita

sábado, 5 de mayo de 2012

Ella y él


Él preguntó

¿En quién piensas cuando no me piensas?
¿A quién miras cuando no me miras?
¿A quién le hablas cuando no me hablas?
¿A quién acaricias cuando no me tocas?
¿A dónde va tu amor cuando no está conmigo?
¿A quién consientes cuando me ignoras?
¿Con quién sueñas cuando no me sueñas?
¿A quién le susurras cuando me gritas?
¿A dónde vas cuando te despides?
¿A quién le dices la verdad cuando me mientes?
¿Quién te excita cuando me finges?
¿A quién le sonríes cuando me haces mala cara?
¿Quién te llena cuando me dejas solo?
¿Cuándo vuelves para quedarte?
¿Cuándo te marchas para que yo pueda ser feliz?

Ella respondió

En el hombre que eras.
Al pasado que me llena de alegría.
Al presente para que reaccione.
Al viento por donde dejas tu huella.
Al vacío que hay en mi corazón.
Al tiempo para que se acabe.
Con el olvido.
A Dios para que me ayude.
A la fantasía del mundo real.
A mi, para no desfallecer.
Los momentos plenos que me hacías sentir.
Al mundo que lo sabe todo.
Mi propia soledad.
Jamás he podido irme.
En unos minutos cuando el cianuro haga efecto.

@DiegoMorita

miércoles, 2 de mayo de 2012

Eufemismos Santos

Por DIEGO MORA @DiegoMorita | Publicado el 2 de mayo de 2012 El Colombiano

El presidente Santos se convirtió en foco de comentarios y críticas durante su gobierno más por sus desaciertos que por sus buenas ejecuciones, aunque estas han sido pocas.

Se caracteriza el Presidente por emitir un discurso cuadriculado, con cálculo político y ahora populista, pero a la vez incoherente ¿qué tal regalar 100 mil casas para contrarrestar las encuestas?

Ese discurso también está lleno de eufemismos. La "mano negra", para señalar, al aire, a aquellas personas que discrepan del gobierno y que según Santos solo quieren hacerle daño al país.

La "maldita niña", refiriéndose al duro invierno que nos azotó, azota y azotará y el cual no tiene ninguna solución, un ejemplo claro es Gramalote, que espera y exige que Santos les cumpla lo que les prometió.

Los "idiotas útiles", que maximizan el accionar del terrorismo, porque para Santos los muertos diarios y los atentados terroristas siguen siendo un asunto de percepción.

Después de la masacre en Caquetá que deja tres militares y un policía muertos, además un periodista francés secuestrado, el gobierno en cabeza del Ministro de Defensa expresó, en una clara referencia a Uribe, que "los enemigos del gobierno no pueden usar a los soldados caídos para hacer política".

Señala el gobierno del presidente Santos a Uribe como su enemigo y además lo acusa de estar haciendo política al rechazar, vehementemente, el accionar terrorista en el país y por lamentar la muerte de aquellos héroes de la patria que cada día se juegan la vida por salvar la nuestra.

Hacer esta referencia e involucrar directamente a Uribe significa que Santos no fue capaz de aguantar la crítica, merecida, de su predecesor. Uribe se ganó a pulso el derecho de opinar en Colombia, sobre todo si sus comentarios van dirigidos a un gobierno que se eligió con sus bases y con la promesa de continuar su legado, pero que en cuanto pudo le dio la espalda y lo mandó al pasado.

¿Quien critica al gobierno es su enemigo? Si en este caso Twitter es el medio debería, presidente Santos, pedirle a quien maneja su perfil en esa red social que le lea algunos mensajes de los que recibe a diario y así se dará cuenta, según su rasero, de que tiene más enemigos de los que cree.

Por último: Uribe lleva más de 30 años de vida pública, es y ha sido coherente en su discurso y siempre está haciendo política, así que esta acusación desconoce de tajo quién es él, lo que representa para el país y su amor por Colombia. Eso no se hace presidente Santos, eso no se hace.

@DiegoMorita