lunes, 9 de abril de 2012

Fortaleza

Creo que debe ser lo mismo que siente el cemento cuando le echan agua y poco a poco se endurece para hacerse casi indestructible, aquello que siente el corazón con cada nuevo amor que lo revitaliza y lo hace creer que es invencible. Pero al igual que el cemento que en cualquier momento puede agrietarse, el corazón se rompe con cada desamor. Pero es un órgano tonto, sin memoria, que se ilusiona fácilmente y en la primera oportunidad se fortalece de nuevo, aun sabiendo que es muy probable que lo vuelvan a romper.

@DiegoMorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita