miércoles, 25 de abril de 2012

Anuncios populares


A pesar de los anuncios resulta difícil identificar cuándo acaba y comienza una nueva ola invernal en el país. En lo personal, lo hago gracias a los medios de comunicación cuando informan una u otra situación, de lo contrario creería que llevamos dos años en invierno.

Las cifras de la más reciente ola invernal arrojan unas cifras muy tristes pero sobre todo preocupantes. A la fecha son más de 70 mil los damnificados, 25 departamentos afectados y más de 34 heridos. En el acumulado, el panorama es desolador, 3 millones 500 mil afectados, 600  heridos y aproximadamente 460 personas fallecidas, además de miles de hectáreas de tierra afectadas y que tardarán algún tiempo es ser nuevamente productivas.

No olvidemos a Gramalote, un pueblo que tiene que ser reubicado, allí más de 800 familias esperan una solución clara e incluso sus habitantes hace poco marcharon exigiendo al gobierno Santos que les cumpla lo que les prometió.

¿Será que Gramalote está incluida en el anuncio de las 100 mil viviendas gratis? ¿Será que por fin verán cómo se reconstruye su pueblo?

Santos es de aquellos políticos que le hacen más caso a las encuestas que a su sentido común. No es casualidad que a pocos días de conocer la más reciente encuesta de favorabilidad y en la que pierde 15 puntos haga este anuncio bañado en un claro tinte populista.

Sin embargo acudir al populismo para contrarrestar los resultados de las encuestas más que darle un respiro y quizá aumentarle un poco la favorabilidad en la próxima medición, lo que hace es quitarle cualquier posibilidad de ser reconocido como un estadista además de su carácter técnico.

Nos encontramos ante una perspectiva de país que no planea y que aprovecha la coyuntura para gobernar a través de los medios de comunicación pero sin establecer políticas públicas claras y que brinden estabilidad a largo plazo.

Desde hace rato Santos se equivoca en su forma de gobernar haciéndolo más por agradarle a los medios o a sus homólogos de la región, pero ¿y el gobierno con la gente? ¿Dónde está la prosperidad para todos, si el país se cae a pedazos por culpa del invierno, pero es mejor prometer vivienda nueva y lo mejor de todo, y como nos gusta a los colombianos, gratis?

Ahora, lo más importante de este anuncio era tener claro de dónde salen los 4 billones de pesos que vale hacer las 100 mil viviendas. No obstante de esto no habló el Presidente, entonces ¿vamos camino a otra improvisación de este gobierno? Al parecer, si!

Por último: Presidente Santos queremos que le vaya bien, porque así al país le irá bien, pero gobierne sin tanto show y sin tanto cálculo político. Recuerde que en el póker solo gana un jugador pero en el juego de su gobierno necesitamos ser 47 millones los ganadores.

@DiegoMorita

lunes, 23 de abril de 2012

Día sin carro ¿para qué?

Con el perdón de los ambientalistas, de los amantes de la bicicleta, de los asmáticos o enfermos de enfisema pulmonar, quiero preguntar ¿para qué sirve el día sin carro, aparte de aumentar los ingresos de los profesionales del volante?

El “balance es positivo” dirá el vocero oficial. “Hubo reducción en indicadores en cuanto a contaminación y ruido” afirmará el funcionario. Pues el balance de cualquier cosa oficial siempre es positivo y creo que es obvio que hay menos contaminación o ruido sí durante 11 horas no hay tránsito en la ciudad de, por lo menos, 500 mil vehículos. Así que estas declaraciones, ni ninguna de las que lleguen, contribuyen a responder mi pregunta.

También nos dirán que lo más importante del día es el “cumplimiento de la ciudadanía”. ¿Cómo no se va a cumplir si la medida es obligatoria y la sanción económica por no acatarla es de $ 283 mil pesos? El palo no está pa’ cucharas como para regalar medio salario mínimo así porque sí. Aunque los medios nos mostrarán que hubo algunas personas que no acataron la medida, seguro a ellas sí les sobraba el dinero.

Pero bueno, que no todo sea crítica. El día sin carro servirá, algún día, cuando la jornada se haga pero sin ser obligatoria y el 100% de la ciudadanía la cumpla, sin coerción y con plena conciencia de que su comportamiento contribuye, en algo, al planeta.

Es obvio que un solo día no marca la diferencia, ni siquiera de manera simbólica, por dejar el carro guardado 11 horas, mientras lo sacamos el resto del año por más tiempo.

En mi humilde opinión, esa de alguien que no sabe nada de este tema, creo que así como está planteada la jornada es absurda y equivocada. Mientras las ciudades, y hablo aquí de Medellín y Bogotá, no tengan un sistema público de transporte eficiente, amigable con el ambiente, económico para el usuario y las vías no sean realmente aptas para el transporte alternativo, opino, de forma constructiva, que el día sin carro no sirve para nada.

Este día se suma a otros que tampoco aportan, pues ya sabemos que nuestras falencias son culturales y no cambiarán con un solo día cada año. El día del agua, del árbol y muchos otros, son solo una anécdota, una reseña en los medios de comunicación.

Los 364 días que faltan para una nueva jornada, sacaremos nuestros vehículos, 5, 10, 15 horas y continuaremos contaminando el planeta. Entonces ¿la culpa es de quién tiene carro? No, no seamos tan facilistas, la respuesta y el cambio de actitud no es dejar el carro guardado, va más allá.

Como soñar no tiene restricciones ni pico y placa, les comparto una posible solución, fácil, económica e incluso saludable para que pensemos seriamente en dejar el carro en la casa. No se dará, si es que llega, de un día para otro, pero podemos ir apuntando hacia allá. ¿Qué opinan?


@DiegoMorita

jueves, 19 de abril de 2012

Lo que nos dejó la Cumbre


Prostitutas, putas, damas de compañía, prepagos, mujeres de la vida fácil (aunque quién dice que sea fácil lidiar a un borracho a las 2 de la mañana), vagabundas o como usted las quiera llamar; 21 de ellas se robaron el show de la VI Cumbre de las Américas en Cartagena.

Podríamos decir que una Cumbre llena de opulencia y que tuvo un costo de 95 millones de dólares, pasó a un segundo plano por apenas 800 dólares, valor que el agente del Servicio Secreto prometió a su acompañante de aquella noche y de los cuales ella solo recibió 100, razón por la cual se armó un escándalo, como dirían los españoles, de PUTA madre.

En todo el mundo se ha registrado el suceso, los medios estadounidenses le han dado mucha cobertura por representar, según algunos de ellos, una posible violación a la seguridad nacional del Tío Sam. Obviamente en época de campaña electoral no se puede dar papaya y seguramente los que están promoviendo la investigación y que se lleve hasta las últimas consecuencias no son los más afines a Obama.

Antes de la Cumbre, la pregunta que más se repitió fue: ¿qué nos dejaría? La respuesta oficial fue que nos posicionaría como líderes regionales. La respuesta de los ciudadanos de a pie fue, simplemente, nada. ¿Quién podría imaginar que lo más importante de la Cumbre sería el deseo sexual del SS y la vocación y orientación al cliente, sobre todo extranjero, de esas bellas mujeres?

Por supuesto la cobertura de los medios de comunicación colombianos, expertos en exprimir los hechos hasta más no poder, ha sido absoluta. RCN entrevistó a una mujer que no fue escogida para la rumba y al taxista que transportó a otras. Es muy posible que en algún momento salgan las amigas de la infancia o una abuela con Alzheimer a decir que son niñas de bien. No faltará quien asegure que a una de ellas desde los cinco años se le veía lo que iba a ser cuando creciera. 

En fin, el tema tiene, porque los medios lo permiten y porque el protagonista es el SS del país más poderoso del mundo, mucha tela por cortar. Incluso hoy el New York Daily News publicó las primeras fotos de “Dania” la protagonista del escándalo. En Estados Unidos ya deben saber de qué se va a morir, cuál era su materia favorita en tercero de primaria y si sus prótesis son PIP. Además le deben haber armado el árbol genealógico más completo del mundo para buscar algún vínculo narcoterrorista. Tendríamos que tener muy mala suerte, pero por si las moscas, por favor Dios que esté más limpia que la Madre Teresa.

Veremos hasta dónde nos lleva este escándalo y cuántos agentes del SS más pierden su empleo, hasta hoy van tres. Me sentaré a esperar la portada de “Dania” en la revista Soho, la Crónica RCN, la historia en Séptimo día y un blog que hable del escándalo de las putas en Cartagena en 500 palabras.

@DiegoMorita

Volver al pasado

Por DIEGO MORA | Publicado el 18 de abril de 2012 El Colombiano

La VI Cumbre de las Américas a la que asistieron 33 países y que Venezuela, Nicaragua y Ecuador intentaron boicotear, llegó, pasó y nada nos dejó. Sin embargo nos costó, algo así como 175 mil millones de pesos, dinero que muy seguramente para la Cancillería es una "bobadita".

Pasados tres días de finalizada, queda muy poco por decir que no implique repetir lo comentado por los analistas nacionales e internacionales. Se ha hablado de lo divino y lo humano, además la cobertura de los medios nos permitió enterarnos al detalle de lo acontecido en la "nueva" Cartagena.

Es tan poco lo importante de la Cumbre que la atención se centró en un burro que le querían regalar a Obama en Turbaco, la rumba en el bar la Havana de Hillary Clinton y las andanzas de algunos hombres del Servicio Secreto.

Bueno, sería injusto no resaltar a los más de 700 empresarios que se reunieron a hablar, entre otros temas, de educación. Reunión que tuvo como protagonista a Shakira, destacada por ser una abanderada de este tema en el país y, claro, también porque canta.

Pero es importante resaltar que en el marco de esta Cumbre, el presidente Santos concedió una entrevista en la que dijo, entre otras cosas, que "Uribe es el pasado".

Uribe ya no es el presidente, pero decir que es el pasado en un país en el que registra más del 60% de popularidad y en el que sus posiciones y comentarios son punto de referencia, aparte de ser una gran equivocación, es un acto de deslealtad y de cinismo.

Es triste la manera en la que Santos camufló sus prioridades en campaña y ahora deja ver cuáles eran: Cuba, Venezuela, legalización de las drogas, estrategia que lo convierte en el rey del discurso incoherente y acomodado según su auditorio.

Pero olvida Santos la plataforma que lo llevó a la Casa de Nariño y que le entregó la misión de cuidar a "Doña Rumbo" y sus tres "huevitos". Infortunadamente hace rato perdimos el camino que nos permitió, entre otras cosas, hacer esta Cumbre; y de los "huevitos" es mejor ni hablar, hace rato se quebraron.

Olvida también que en algo más de un año estaremos hablando de reelección, y que a pesar de vivir en un país sin memoria, muchos le recordarán que los votos de Uribe también son el pasado.

Por último: la Cumbre en Trinidad y Tobago costó 5 millones de dólares y al igual que la de Cartagena, no dejó ningún resultado. ¿Por qué tanto gasto en un país con otras prioridades como Colombia?. 

@DiegoMorita

miércoles, 11 de abril de 2012

Más que una estadística

Por DIEGO MORA | Publicado el 11 de abril de 2012 El Colombiano


¿En qué momento los muertos se volvieron una cifra, una estadística? ¿Será que la costumbre de amanecer cada día en un país que lleva más de 50 años sin vivir un día entero en paz nos llevó a reducirlo todo a cifras? 10 muertos hoy, 6 mañana, 25 mujeres asesinadas en lo corrido del año o "x" número de niños víctimas de balas perdidas, ¿así es más fácil?


Números que se convierten en gráficas para hacer diapositivas y que sirven para que alguien haga una exposición ante personas que seguro no piensan que esos números representan a Juan, María, Silvana o Carlos y que cada uno de ellos tenía una vida, un trabajo, una carrera por terminar, unos sueños por cumplir.


En su edición del 8 de abril el periódico El País de España publicó un reportaje titulado "Seguiré hasta el fin. Mato o caigo" que describe una serie de situaciones que se viven en Medellín, entre las cuales asegura que existen más de 5.000 sicarios distribuidos en unas 300 bandas o combos por toda la ciudad e incluso dice: "asesinar por encargo se ha convertido en un oficio ruinoso. A veces no se paga más de 5.000 pesos (unos 2 euros)".


Indignado, el Alcalde Aníbal Gaviria salió en defensa de la ciudad y en los micrófonos de una emisora discutió con Pablo de Llano , autor del reportaje. "Es un refrito de contenido amarillista. La realidad actual es muy contundente. ¿Cómo le van a decir a uno que el problema de los sicarios es más grave hoy que hace 20 años?", expresó el Alcalde.

Medellín ha avanzado, y mucho, incluso más que cualquier otra ciudad del país. El ejemplo más claro es el transporte público, un Metro que funciona y es impecable, Metrocable, Metroplús y rutas integradas que favorecen la movilidad de millones de personas. Y claro, Buen Comienzo y Medellín Solidaria son ejemplo y han sido reconocidos a nivel mundial, eso jamás se podrá desconocer. Sin embargo, falta mucho por hacer para disminuir la inequidad y por supuesto para que haya seguridad.

Que son "x" los muertos dijo el periodista. Que son "y" dijo el Alcalde. Pero ninguno dijo que uno solo es grave; así que la discusión no puede centrarse en el número, ni en cuántos había hace 20 años y cuántos hoy, sino en las acciones para evitar que mañana a Juan, María, Silvana o Carlos se les acabe la vida, el trabajo, sus sueños.

Por último: la transformación de Medellín se ve, pero llegó la hora de darle más importancia al problema social que desemboca en violencia que a las grandes obras de cemento. 

@DiegoMorita

lunes, 9 de abril de 2012

Fortaleza

Creo que debe ser lo mismo que siente el cemento cuando le echan agua y poco a poco se endurece para hacerse casi indestructible, aquello que siente el corazón con cada nuevo amor que lo revitaliza y lo hace creer que es invencible. Pero al igual que el cemento que en cualquier momento puede agrietarse, el corazón se rompe con cada desamor. Pero es un órgano tonto, sin memoria, que se ilusiona fácilmente y en la primera oportunidad se fortalece de nuevo, aun sabiendo que es muy probable que lo vuelvan a romper.

@DiegoMorita

viernes, 6 de abril de 2012

La Farcaridad

Es increíble el poder que tienen los malos. La liberación de los 10 policías y militares secuestrados por las Farc es una gran noticia para ellos, sus familias y para todos los que queremos un mejor país. Sin embargo, no hay nada que agradecerle a estos terroristas, pues lo que hicieron no fue un gesto humanitario sino su obligación después de humillar y torturar a algunos 14 años.

No obstante, esta acción de las Farc y la exposición mediática de sus voceros logró poner la balanza de su lado y consiguieron que sectores del país crean en su “voluntad política”, que quieren sentarse a negociar y además centraron la atención en los presos que hacen parte de este grupo y en las condiciones en las cuales están recluidos en algunas cárceles del país.

Es decir, un grupo como las Farc que asesina, tortura, secuestra, destruye poblaciones, trafica con drogas ilícitas, etc., a través de una estrategia basada en distorsionar el lenguaje y con voceros replicando el mensaje, pasa de ser un grupo terrorista a un grupo de “hermanitas de la caridad”, que devuelve a los, supuestamente, últimos 10 secuestrados que tenía y además consigue abrir, al parecer, la puerta para sentarse a negociar.

¿Dónde están los civiles secuestrados? ¿Quieren negociar pero sin dejar las armas? ¿La voluntad política es igual a hacer explotar una casa bomba en Putumayo y asesinar a cinco soldados? Cualquier adjetivo calificativo se queda corto para describir a los nuevos “angelitos” y sus voceros, hoy solo diré…cínicos!

Prisioneros políticos y no presos. Grupo armado y no terrorista. Rehenes y no secuestrados. Son tres casos de la distorsión en el lenguaje de las Farc y sus voceros, mensaje que se replica en los medios del mundo y que consigue poco a poco que se olviden las atrocidades que han perpetrado a través de los años. ¿Recuerda usted quién es Elvira Cortez? Tal vez si le digo “Collar bomba” se ubique más fácil.

Los presos de las Farc no son ni más ni menos que los presos paramilitares, violadores, estafadores o ladrones. Son los mismos presos pero condenados por diferentes delitos. Ahora, que este grupo logre desviar la atención hacia las condiciones en las que están recluidos sus integrantes es un acto descarado. ¿Acaso a ellos les importó tener a los secuestrados en condiciones dignas? ¿Si un preso intenta escapar la orden en asesinarlo? ¿Están los presos en la cárceles de Colombia encadenados las 24 horas del día y a veces por parejas? ¿Alguna respuesta señora Córdoba, señor Cepeda?

Corremos un grave riesgo al permitir que las Farc y sus voceros impongan su agenda y sus condiciones. El terrorismo tiene dos opciones, dejar las armas y someterse a la justicia o ser combatido con toda la fuerza del Estado. Si pretenden negociar sin dejar las armas, estaríamos regresando a la triste época del Caguán y con un gobierno laxo e incoherente no me quiero ni imaginar el resultado.

Por favor ¡no lo permitamos!

@DiegoMorita

miércoles, 4 de abril de 2012

Colombia no olvides que...

Por DIEGO MORA | Publicado el 4 de abril de 2012 El Colombiano


Celebro, me alegro y me emociono al ver a los secuestrados regresar a sus hogares, abrazar a sus familiares, estar de nuevo en libertad; pero no les agradezco a las Farc que los liberen, porque a los terroristas no se les agradece nada.


Hoy hago un llamado a Colombia, un país sin memoria, y le pido por favor no olvidar que:


Las Farc liberan secuestrados pero a través de los años el país ha llorado y contado por miles sus muertos.

Las Farc han puesto collares, motos, bicicletas bomba, siembran minas antipersonal y ejecutan policías, militares y civiles.

Las liberaciones no son un favor son una obligación y las Farc no son ángeles, son terroristas.

A las cosas debemos llamarlas por su nombre y en este caso son secuestrados y no prisioneros políticos y no importa cuántas veces se escuche esa expresión en los medios de comunicación en cabeza de los voceros del terrorismo.

Los hijos de los secuestrados han tenido que llorar a sus padres, algunos no los conocen y a pesar de las súplicas para que las Farc los liberaran, no lo hicieron.

Las Farc destruyeron Bojayá, lanzaron un cilindro bomba contra la iglesia en la que se refugiaban los civiles y asesinaron a más de 60 inocentes.

Las Farc reclutan de manera forzada a menores de edad que son obligados a combatir en una lucha que no tiene ningún sentido.

Las Farc ejecutaron cobardemente al exministro de Defensa Gilberto Echeverry y al Gobernador de Antioquia Guillermo Gaviria cuando el Ejército intentaba rescatarlos.

Los diputados del Valle secuestrados fueron masacrados por las Farc y regresaron a casa en bolsas plásticas.

El número de civiles secuestrados, desaparecidos y asesinados en manos de las Farc es incierto y de ellos no nos dan ninguna razón.

Hemos padecido 50 años de violencia, de miedo, de ser estigmatizados y en gran parte eso se lo debemos a los terroristas de las Farc.

Las Farc le mienten al país y se financian traficando con drogas ilícitas.

Los secuestrados han estado encadenados y han sido humillados, algunos durante 14 años.

Cada vez que las Farc anuncian liberaciones unilaterales, mientras estas llegan, se dedican a asesinar y no detienen su accionar delictivo.

Las Farc y sus voceros convierten las liberaciones en un espectáculo que utilizan para legitimarse a nivel internacional.

Por último: son tantas las cosas que no podemos olvidar, que el espacio de este artículo no alcanza para enumerarlas pero con una sola que cada colombiano recuerde contribuirá a que en Colombia evitemos que se repita la historia que tanta sangre derramada nos ha costado. 

@DiegoMorita