viernes, 2 de marzo de 2012

Soy un idiota útil (Versión El Colombiano)

Por DIEGO MORA | Publicado el 29 de febrero de 2012 El Colombiano


Discúlpeme, señor Presidente Juan Manuel Santos , por ser un idiota útil y magnificar los actos terroristas de las Farc.


Le pido, por favor, que sepa perdonar semejante osadía al opinar sobre la situación actual del país y espero también que sepa disculpar a algunos otros millones de idiotas útiles en Colombia y en el mundo que no saben callar ante los recientes hechos violentos.

Discúlpeme, Presidente Santos, por no hacerle caso y negarme a creer que todo es cuestión de "percepción", tal y como usted, a través de los medios y las redes sociales, lo ha expresado. Me gustaría saber si los familiares de los muertos recientes en Nariño, Cauca y Tolima creen que la pérdida de sus seres queridos es solo percepción.

Discúlpeme, señor Santos, por sentir dolor e impotencia al ver cómo un país que avanzaba a paso firme por el camino de derrotar la violencia, se detiene y retrocede gracias a su mala conducción y a la falta de coherencia en su discurso, que ha permitido que el terrorismo se tome confianza nuevamente e intente negociar sembrando el terror y la desesperanza en nuestra sociedad.

Discúlpeme, usted, por sentir que nos jugó sucio y nos utilizó a más de nueve millones de personas que votamos para que fuera Presidente, a punta de mentiras y haciéndonos creer que mantendría vivas las tesis del Presidente Uribe, continuando por el camino que él nos mostró; mejorando lo malo, haciendo lo que faltó y fortaleciendo lo bueno.

Pero no, en cada oportunidad, en cada salida, en cada discurso, usted desvirtúa la plataforma que lo llevó a la Casa de Nariño, y a mí me enseñaron que eso es deslealtad.

Discúlpeme por estar decepcionado de lo que usted representa en estos momentos, por haber participado en su campaña, por haberme puesto su camiseta. No diré que me arrepiento del voto, pues de las opciones que había, usted era la mejor; no me quiero imaginar cómo estaría el país en manos de Antanas Mockus.

Hoy quisiera poder retroceder el tiempo y votar en blanco, pero como no puedo hacerlo debo asumir la decisión que tomé, pero entienda que eso no significa ser un ciudadano pasivo, lo que me convierte, según usted, en un idiota útil. ¿Y sabe? Me siento orgulloso de serlo y lo seré hasta el 7 de agosto de 2014, cuando usted deje el gobierno. Por último, no se le olvide que se gobierna desde las calles y con la gente, no desde los micrófonos y los medios de comunicación o los clubes de golf posando para la foto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita