miércoles, 21 de marzo de 2012

Otro show, otra bofetada

Por DIEGO MORA | Publicado el 21 de marzo de 2012 El Colombiano

Empiezo esta columna con una tesis que me rige desde hace muchos años: a las Farc no se les puede creer.

El pasado 26 de febrero este grupo terrorista le anunció al país el cese definitivo del secuestro extorsivo y la liberación de 10 policías y militares que tienen en su poder, algunos desde hace 14 años.

El anuncio causó alegría, podría decirse que en todos los ciudadanos de bien del país e incluso del mundo, también hubo escepticismo en los sectores más críticos, pues como dicen por ahí, “de eso tan bueno no dan tanto”.

Casi un mes ha pasado desde este anuncio, el protocolo para las liberaciones está aprobado por las partes, la Cruz Roja y el gobierno de Brasil están listos para brindar el apoyo necesario y los familiares de los secuestrados cuentan los minutos para abrazar de nuevo a sus seres queridos.

Sin embargo, acabamos de conocer que las Farc condicionan las liberaciones a la visita de Piedad Córdoba a los guerrilleros detenidos en diferentes cárceles del país. ¿Cuál es la intención de condicionar en este momento las liberaciones?

A quince días de la fecha elegida, 3 de abril, ¿por qué tender un manto gris sobre un proceso, que podría decirse que se estaba llevando a cabo de manera exitosa? ¿Es esta una nueva bofetada al país? ¡Esperemos que no!

Las Farc y sus voceros tienen una gran capacidad para mentir y además para contradecirse fácilmente, mientras hablan de paz no cesan sus ataques y cada día las víctimas del terrorismo aumentan en nuestro país.

Acabamos de ver cómo asesinaron a 11 soldados en Arauca, por citar solo un caso, con lo cual dejan en evidencia el contrasentido de su accionar ¿Cómo pueden anunciar su interés en dialogar y poner fin al secuestro y continúan masacrando, extorsionando y traficando drogas?
Como lo dije al inicio, a las Farc no se les puede creer, mientras no muestren hechos reales de paz y un cese definitivo de la violencia que han practicado durante 50 años.

Liberar, sin condiciones, a los secuestrados puede ser un punto de partida, por eso les exigimos cumplir con su promesa.

Por último: Presidente Santos, el asesinato de 11 militares no puede ser llamado error táctico del Ejército, no los culpe a ellos, los culpables son los terroristas de las Farc, esos que gracias a su falta de coherencia en el discurso se han tomado confianza y poco a poco van retomando el control de algunas zonas del país. Este es el momento para que usted se dé cuenta de lo que está pasando con la seguridad del país y que esta se le salió de las manos, reaccione que aun está a tiempo.

@DiegoMorita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita