lunes, 5 de marzo de 2012

Mi mejor fiesta

Hace poco me llegó a través de Twitter una pregunta de la cuenta @ProyectoX_Col, perfil oficial de una película próxima a estrenarse y que decía ¿cuál ha sido tu mejor fiesta? Creo que nunca me habían ni me había hecho esa pregunta y después de pensarlo unos minutos les respondí: cuando me gradué del colegio en 1994.

Tenía 17 años, mucho cabello y poca barriga. Hoy tengo 34, poco cabello y el triple de barriga; como dirían por ahí…pasan los años.

Me gradué del Colegio San Juan Eudes en Medellín al que fui a parar al salir por la puerta de atrás del Liceo Salazar y Herrera que tomó la decisión de echarme porque perdí cuatro materias y mi disciplina era mala. Siempre lo he dicho y lo sostendré, la educación en este país es pésima.

Una semana antes de graduarme emprendí con mis compañeros, de los que no he vuelto a saber absolutamente nada, nuestra excursión a Santa Marta y Cartagena. Era mi primer viaje con acompañantes distintos a mis padres, hermanos, tíos o familia en general.

En el viaje conocí a una chica que iba en el mismo bus de nosotros y que venía desde el municipio de La Unión – Antioquia, ella también viajaba en excursión con sus compañeras del colegio. Nos vimos, nos gustamos y desde ese momento no nos despegamos un solo minuto. No recuerdo, y me da tristeza, cómo se llama, por lo que podrán darse cuenta de que no volví a saber nada de ella tampoco.

En la excursión pasamos muy rico, disfrutamos, nos emborrachamos sin falta cada día e hicimos todas las cosas que los adolescentes hacen al viajar solos y sin nadie que los controle: ir a misa, visitar museos, aprender de la historia de la ciudad, hablar con ancianos, etc.

Volvimos a Medellín el viernes 2 de diciembre de 1994 y el grado era al día siguiente, obviamente sábado. Recuerdo de ese día: la alegría de mis padres y su elegancia, mi pinta con la toga, un acto muy sencillo en el colegio, la posibilidad de ver a las compañeras con ropa distinta al horroroso uniforme y la feliz sensación de no volver al martirio de la educación a las malas que me tocó.

Pero lo mejor de todo, era pensar en la súper fiesta que tenía planeada para ese día.

La rumba fue descomunal, licor y comida por todos lados. Felicidad total y muy buena compañía de los amigos de esa época, de quienes no he vuelto a saber absolutamente nada (aclaro que no eran los compañeros del colegio los asistentes a la fiesta), a excepción del que hoy es el padrino de bautizo de mi hija Mariana, el único amigo que ha sobrevivido a mi intermitencia en la amistad.

A eso de las 6 de la mañana, le dije a los 4 amigos que quedaban – ¡hey muchachos vámonos para La Unión! Al unísono todos dijeron -¡vamos! Como tenía plata, de los regalos recibidos por el grado, arrancamos para la terminal de buses, no sin antes empacar cada uno media botella de aguardiente.

Compré el pasaje para todos y nos fuimos, dormidos, hasta La Unión. Al llegar, llamé a (aquí debería ir el nombre de la chica que conocí en la excursión) y le dije que estaba en el parque.

Ella llegó pronto y mientras mis amigos daban una vuelta y aguantaban frío (La Unión queda al oriente de Antioquia, una zona que se caracteriza por su baja temperatura) yo me dedicaba a hacer con ella lo que hacen los adolescentes después de que uno de ellos ha ingerido licor toda la noche y se mete un viaje de dos horas y media para encontrarse con una persona que conoció ocho días atrás: hablar, rezar el rosario y conocer a fondo la composición familiar de cada uno.

Un rato después regresaron mis amigos, me hicieron señas de cansancio y entendí que era el momento de regresar a casa. Me despedí de……….y volvimos a Medellín, en ese momento acabó, infortunadamente, mi fiesta de grado.

Si, esa ha sido la mejor fiesta que he tenido, porque tuvo amigos, diversión, risas y remató con una muy sana locura….no como las de ahora, es que como dirían por ahí…pasan los años.

¿Cuál ha sido tu mejor fiesta? Deja tu comentario aquí o en @DiegoMorita

2 comentarios:

  1. solo espero que cuando tengas 50, recuerdes al menos mi nombre...

    ResponderEliminar
  2. No me acordaba, a por cierto se llamaba maria angelica zuluaga lopez, nacida un 25 de abril de 1978 en la Union Antioquia, hija de una humilde familia de comerciantes venidos de santander, bernardo y felicia quien desde pequeña inculcaron en ella la honradez... si necesitas mas datos me llammas

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita