jueves, 3 de noviembre de 2011

Imaginario (en 50 palabras)

Vino al mundo solo para amarla. Se enamoró de ella sin conocerla. La adoró cada día sin saber que olor tenía. Su vida tenía sentido solo porque ella existía (o al menos eso creía). En su mundo imaginario era la única que entraba. No llegó a saber jamás quién era.

1 comentario:

  1. A propósito de los amores imaginarios. Este fin de semana de ley seca, una amiga me contó que hace algún tiempo se imaginó un novio, entiendase que esta es la historia de "mi amiga", pues resulta que en la vida real conoció a ese prototipo, salieron un tiempo, se enamoró y todo terminó. Dice mi amiga para concluir su relato, que su falla fué no haber imaginado que eran felices juntos, para siempre.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita