lunes, 31 de octubre de 2011

Tarde (en 500 caracteres)


Al conocerse entendieron que ya no era su momento, que ya era tarde. Se amaron en silencio y continuaron con sus compromisos adquiridos. Se soñaban mutuamente, pero no hicieron nada para convertirse en una realidad. Muchos años después exorcizaron sus palabras, sus deseos, sus pasiones y un beso, un único beso, selló lo que creyeron era el verdadero amor. Pero no fue lo que esperaban, se despidieron y jamás volvieron a verse. Definitivamente el amor no es lo que parece o es más de lo que creemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita