miércoles, 28 de septiembre de 2011

Sobre lemas de campaña

Diego Mora | Publicado el 28 de septiembre de 2011 El Colombiano

Las campañas políticas están rodeadas de muchos elementos para tener en cuenta, si se quiere tener una opción real para ganar ante la cantidad de candidatos que aspiran a cargos de elección popular, sobre todo en las elecciones que se avecinan para gobernaciones, alcaldías, asambleas departamentales y concejos. Para poner un ejemplo, más de 250 candidatos aspiran a una de las 21 curules disponibles en el Concejo de Medellín.

Algo que me llama mucho la atención en las campañas políticas es la imagen que define cada candidato, imagen que lo identificará en toda la contienda. Una foto muy buena en la que hay que reírse, colores que representen por lo general al partido que avala la candidatura, el número asignado debidamente marcado para hacer pedagogía y por supuesto el lema o eslogan de la campaña.

La mayoría de estas frases, confieso, me dan risa. Ya me imagino esas reuniones del candidato con un publicista en las que definen la imagen y se "rompen el coco" pensando en una frase contundente que en tres o cuatro palabras les haga ganar votos. Pocas frases de campaña son realmente buenas y cumplen su objetivo de comunicar. Estoy convencido de que esto sucede porque son escogidas por el candidato y el publicista, pensando solo en vender, en ganarse unos votos. Veamos algunos ejemplos.

Firmeza para el cambio. ¿Qué comunica decir esto? ¿Cuál cambio? ¿Existe algo más flexible que un proceso de cambio? ¿Dónde queda la firmeza?

Honestidad y trabajo. ¿O sea que los demás no son honestos ni trabajan? ¿O el candidato tiene una imagen muy débil y debe resaltar esto?

El amigo de siempre. ¿En serio? Por Dios ¿En qué estaban pensando?

Por una Medellín con transparencia. Se nota que este candidato es nuevo y no tiene ni idea del proceso de la ciudad. Si por algo es reconocida Medellín es por sus procesos transparentes. Bastante descontextualizada esta promesa de campaña.

No quiero parecer una persona inconforme y que critica todo. Cada campaña es libre de elegir sus "caballitos de batalla" y usarlos como mejor considere. Lo que quiero decir, el mensaje que quiero dejar, es que la política es muy bella para hacerla solo por aparentar. Si usted quiere servir a la comunidad hágalo, pero de corazón, así que si no se le ocurre una frase que comunique realmente lo que usted es, pues no se invente una cualquiera solo por cumplir. Además asesórese bien, contrate a un comunicador que lo apoye, pues como se dice: "zapatero a sus zapatos".

Para terminar, me parece increíble que exista un candidato que acuda a la lucha contra la corrupción como lema de campaña. "Cero corrupción" es la afirmación que anda rodando por ahí. Lo que me preocupa es que para justificar ese lema se destapen cualquier cantidad de escándalos sin importar si son reales o no y además que después de la denuncia mediática, no hay seguimiento y mucho menos resultados visibles. Pero ese tema específico será la excusa para mi próximo artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita