sábado, 13 de agosto de 2011

No más (en 50 palabras)


Cansado de las mentiras y de que jugaran con él, se fue. Se llenó de valor y sin importar el qué dirán tomó la decisión. Su vida cambió, se le iluminó el camino, empezó a ser feliz. Atrás quedaron los malos momentos. Por primera vez le gritó al mundo “soy libre”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita