sábado, 16 de abril de 2011

El primero de cuatro


Acaba de terminar el esperado clásico entre Real Madrid y Barcelona, fecha 32 de La Liga de España y el primero de cuatro encuentros que en 17 días disputarán; el próximo miércoles por la final de la Copa del Rey, el 27 de abril y el 3 de mayo por la semifinal de la Champions League.

No tengo Directv, así que me tocó acudir a la transmisión on line, sin embargo hoy no funcionó para nada bien y no pude ver más de dos minutos consecutivos del partido, por lo que no viví la emoción de los dos penaltis pitados por el árbitro y mucho menos los cobros de Messi y Ronaldo.

Afortunadamente existe Twitter y pude seguir casi que el minuto a minuto del partido, claro que es casi tan emocionante “ver” un partido de esta forma como seguir una película porno acudiendo solo al sonido fingido de los actores.

En mi análisis de aficionado al fútbol y al que solo le interesa si su equipo favorito gana, sin importar cómo lo hace, predije que uno de los equipos ganaría hoy y que este sería el campeón de la Copa del Rey. Jamás pensé en un empate y en un partido tan cerrado. Barcelona está acostumbrado a ganar, a tener el balón y como bien dice el técnico del Real Madrid, José Mourinho “el Barcelona juega bien y siempre gana y juega mal y siempre gana”.

Por otro lado los merengues, a pesar de tener una racha muy buena en La Liga, matemáticamente estar peleando el título, estar en la final de la Copa del Rey y en semifinal de la Champions League, aun no son un equipo compacto, partido tras partido salen a relucir fallas y aunque gana, y eso es lo que importa, frente al Barcelona, equipo ya consolidado y con un estilo de juego definido y claro, estos errores no pueden permitirse.

No sé qué pueda pasar el miércoles. Creo que los hinchas del Barcelona en estos momentos no ven tan claro poder vencer fácilmente al Madrid. Venían con el antecedente del 5 – 0 en el clásico pasado y seguramente pensaban que hoy sería igual. Alcanzaron a soñar con la ventaja gracias a Messi, sin embargo los blancos lograron empatar gracias a Ronaldo, gol con el que deja en tablas también la lucha por el pichichi con 29 goles al igual que el número 10 culé.

Es muy probable que el del miércoles sea un partido muy diferente. Es un solo juego y define un título. Creo y espero, que los dos equipos saldrán a la cancha en Mestalla a atacar, a buscar al rival, a ganar el partido desde el pitazo inicial. Eso es lo que queremos los aficionados, más allá de la táctica que cada entrenador plantee en el vestuario, en la cancha queremos ver magia, la magia que pocos equipos en el mundo logran generar. Ojalá que haya muchos goles y que gane el mejor y el mejor para mi es Real Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. Sígueme en Twitter @DiegoMorita