miércoles, 30 de marzo de 2011

Me perdonarán el lenguaje

Maldita indignación tengo después de haber visto como un hijo de puta delincuente asesina por accidente a su cómplice en un robo y luego la emprende contra un vendedor que solo quería cubrirse y que no le pasara nada. Este desgraciado le propina al menos cuatro disparos a quema ropa.

No hay ningún derecho, solo se me ocurre describir a este malparido como la peor calaña de ser humano que pueda existir. No merece nada en su vida.

Siempre he creído en las segundas oportunidades para cualquier persona, pero este maldito no merece nada. Si mató a su compañero por error, por qué no se fue, por qué acaba con la vida de un humilde cajero y solo por robarse unos cuantos pesos.

Me duele que algunos seres humanos tengan tan poco valor por los otros, ¿quién les ha dado el derecho a estos asesinos a quitarle la vida a otra persona?

Rabia, dolor, deseo de venganza, eso siento y no conozco a los muertos, pero me rehúso a permitir que se me convierta en algo normal ver como unos pocos asesinan, roban, estafan, ponen bombas y escogen el camino fácil para conseguir dinero, a costa de muchos que escogimos la legalidad como nuestra única forma de vida.

No hay derecho, de verdad que no entiendo qué puede pasar por la mente de un desadaptado como estos. Veo a mi hija y a mi esposa sentadas en la sala mientras escribo y procuro evitar que se me salgan las lagrimas. En esta ocasión fue un cajero en Bogotá, hace poco unos ancianos, la semana pasada un joven artista en Medellín y existe un ejemplo para cada ciudad y solo se me ocurre una pregunta ¿y mañana quién será? Puedo ser yo o cualquiera que ahora lee esto o un familiar y desafortunadamente quien sea, será solo uno más en la estadística.

¿En qué momento estos delincuentes empezaron a creer que son los dueños de la vida? ¿Un arma les permite tocar el cielo y decidir quién muere? ¿Cuándo empezó a valer tan poco la vida de los seres humanos?

Le pido a Dios que atrapen a este asesino y le caiga todo el peso de la ley. La cadena perpetua en Colombia no debe ser solo para violadores, aunque es totalmente necesaria sobre todo si sus víctimas son niños, también deben existir penas ejemplares para los asesinos, para los que creen que pueden matar y que su pena, si acaso lo agarran, no será muy alta. En Colombia la justicia debe acabar los beneficios por buen comportamiento, pues todo delincuente se vuelve un ángel cuando está en la cárcel, ¿se acuerdan de Garavito en la entrevista de Pirry? Si no empezamos ya a demostrarle a la delincuencia que el delito realmente NO paga, nunca podremos evolucionar hacia una sociedad en paz y en donde prime el derecho a la vida.

Tengo un inmenso dolor, que a pesar de ser ajeno, es el dolor de todos los colombianos de bien y que aspiramos a vivir en un mejor país.

Pido disculpas por el lenguaje utilizado, pero en este instante son las palabras que me dicta el corazón.

No más por favor!!!!

jueves, 24 de marzo de 2011

¿Y la política, qué?

Diego Mora | Publicado el 25 de marzo de 2011 El Colombiano

Estamos a punto de iniciar una nueva contienda electoral en el país. En octubre, votaremos para elegir gobernadores, alcaldes, diputados y concejales.

Esta elección representa delegar en quienes se ganen un lugar en estas entidades, el futuro de los departamentos y ciudades de Colombia. Se espera un número muy alto de candidatos. Las ciudades se llenarán de publicidad, de reuniones políticas, de promesas, de sueños y, seguramente, también de corrupción, compra de votos, entrega de mercados, sancochos en las calles y las acostumbradas prácticas politiqueras en nuestro país.

Quisiera que al menos un candidato de los miles que se postularán hiciera algo diferente. Que se caracterizara por la contundencia de sus palabras, que primara el discurso, la oratoria, el contacto cercano con la gente, que se le note que conoce su ciudad, que le cabe en la cabeza, que haga reuniones de pocas personas, pues la mayoría de candidatos invierten, mejor dicho, gastan mucho dinero en reuniones masivas, llenan auditorios con personas que se ponen la camiseta que minutos antes le dieron y se emocionan cuando el candidato o candidata sube al escenario y se dirige a ellos.

Es una desgracia para la política y para quienes la hacen, haber llegado al punto de que alguien vote por mí solo porque le ofrezco más (dinero) que el otro, y no por mis ideas y lo que puedo hacer por el beneficio de una comunidad. Claro, la culpa no es solo de los que se dedican a hacer política, también es del elector, que se acostumbró a pedir algo a cambio, de lo contrario no se anima a votar.

Puede sonar trillado, pero quien vende su voto, está vendiendo su conciencia, y no solo una equis en un tarjetón.

La invitación, sin querer dar una cátedra de ética y moral, es a que elijamos conscientes de lo que estamos haciendo, que analicemos lo que proponen los candidatos en beneficio general, y no por lo que algunos nos ofrezcan a modo particular. No estoy descubriendo que el agua moja, cuando digo que si el beneficio es para todos también es para cada uno.

A los candidatos, si es que alguno lee esta humilde opinión, les sugiero que propongan soluciones a problemas reales, que piensen en la población más vulnerable, que no ataquen a sus competidores y ganen por sus cualidades, y no por las deficiencias del otro. Que no compren votos ni hagan fiestas, sancochos y, mucho menos, cierren las calles para su beneficio. Reúnanse con pocas personas, así el mensaje llegará más fácil y dejen la reunión masiva (sé que es difícil eliminarla) para el cierre. Cumplan con todas las normas de publicidad e inviertan en las piezas que realmente comuniquen, no todo papel impreso lleva un mensaje (esto último da como para escribir un libro).

No jueguen con la esperanza de los más pobres y no les prometan algo que no les puedan cumplir. La forma de hacer política en Colombia, y de aceptarla tiene que cambiar, ¿qué tal si empezamos ya? 

martes, 22 de marzo de 2011

Y hoy es el día de...

No sé, ni me interesa saber cuántas celebraciones de “días de algo” existen. Me acuerdo solo de las que me interesan, día de la madre, del padre, del niño, de las brujas (pero no mi esposa), cumpleaños y eso que no de todos (para eso existe Facebook, quien no aparece en mi muro a la derecha cumpliendo años, se pierde mis felicitaciones), navidad y año nuevo, pare de contar.
De ahí para abajo la mayoría de celebraciones son simbólicas, día del trabajo, de la mujer, del hombre (nadie sabe cuando cae ese día), día de todas las profesiones habidas y por haber (siempre había querido escribir eso),  día de todos los santos, día de la tierra, del medio ambiente (seguramente tratando de encontrar el otro medio),  día del agua, de la secretaria, del amor y la amistad (estos dos últimos días reactivan la economía de los moteles y de los floricultores) y día del día en que se celebró el día.
No sé, ni me interesa saber quién o quiénes inventaron todas estas celebraciones, solo sé que la gran mayoría, por no decir todas, pasan desapercibidas, no sirven de nada.
Hoy, que escribo esto, se celebra el día del agua y me pregunto ¿de qué servirá?, si mañana a esta hora a la gran mayoría se les habrá olvidado, porque seguramente mañana se celebrará el día de la canilla o del plomero.
No soy ambientalista ni quiero serlo, es más, debo confesar que aun no tomo conciencia al 100% del uso racional que debo darle al agua pensando en que las generaciones futuras (solo si el mundo no se acaba en 2012 como andan diciendo por ahí) disfruten, como lo hacemos nosotros, de este preciado liquido.
Pero, y por eso escribo esto hoy, a partir de este momento seré mesurado con el agua, sin llegar al extremo de bañarme siempre acompañado o bajar el sanitario solo una vez al día, pero si procuraré no desperdiciarla.
Creo que el verdadero sentido de los días en que se celebra algo, es lograr que alguien se concientice, pero ese alguien no puede esperar a que le toquen la puerta y le cuenten una historia de sequia, muerte y desolación por la falta de agua o de la guerra de los mundos en la cual ganará el que posea la mayor cantidad. Todo empieza en nuestro interior, si lo quieres hacer hazlo y hazlo bien.
De este modo, celebrar un día de lo que sea, sirve si al menos alguien se apropia del mensaje.
En conclusión, en el día de la madre, del padre y los cumpleaños se dan regalos al igual que en navidad. El día de año nuevo se dan abrazos y buenos deseos. En el día de la mujer se dan rosas y chocolates. En el día del agua y la tierra se dan ideas para conservar el planeta, pero quién diablos me dice ¿qué se dan el día de la secretaria?
Si alguien sabe, le agradezco me actualice. Muchas gracias.

lunes, 21 de marzo de 2011

El ejemplo del Real Madrid

Acabo de leer un artículo en www.realmadrid.com en el cual se explica el calendario que puede afrontar el equipo merengue en el mes de abril. Madrid está peleando las tres competiciones en las que actualmente participa, La Liga ante el Barcelona en la cual es segundo a cinco puntos y a falta del clásico que podría apretar la competencia si le ganan al líder. El 20 de abril jugará ante el Pep Team la final de la Copa del Rey y el 5 y 13 de abril enfrentará al Tottenham de Inglaterra por los cuartos de final de la Champions League.

No hay duda de que el Real Madrid es un gran equipo, la llegada de Mourinho le ha dado un nuevo estilo de juego y un pensamiento ganador, lo que se ratifica en marzo, mes en el que ganó todos los encuentros que disputó, Málaga (7-0), Racing (1-3), Hércules (2-0), Lyon (3-0) y Atlético (1-2). Poco a poco el equipo encuentra el nivel ideal, juega bien, hace goles y gusta no solo a los españoles, también a sus hinchas que se cuentan por millones en todo el mundo.

De superar al equipo inglés en la CL, podría encontrarse en semifinales con el Barcelona (si este supera al  Shakhtar Donetsk) lo que nos pondría un horizonte quizás impensado, 4 partidos entre Real Madrid y Barcelona en menos de 20 días, el clásico, final de la Copa del Rey y los dos de cuartos en la CL.

Soy madridista y quiero que el equipo esta temporada consiga algún título, no importa cual, todos son importantes. Tal vez se le da más relevancia a la CL, pero La Liga está monopolizada por el Barcelona y es momento de que cambie de dueño y la Copa del Rey hace muchos años que no se consigue, así que no importa cual título llegue, lo importante es que llegue.

Toda esta introducción es para dejarles una enseñanza a los equipos colombianos. Los equipos españoles, italianos, ingleses son superiores a nosotros no solo por la calidad de sus figuras y los altos presupuestos de inversión que tienen, también lo son porque asumen todas las competencias con responsabilidad, con hambre de ganar, de triunfo, de ser siempre los mejores. Son superiores por su pensamiento, el fútbol es su trabajo, su profesión, lo asumen con pasión.

Es inadmisible que técnicos y jugadores se quejen porque juegan dos torneos, la liga y la copa Postobón y este segundo se utilice como una oportunidad de mover la plantilla. Supongo que los jugadores de la A en Colombia están muy cansados de jugar un partido a la semana y de entrenar y prefieren terminar y enchufarse los audífonos para escuchar salsa y reggaetón, así se relajan y descansan para el próximo partido.

Es hora de que cambie la mentalidad de nuestros jugadores, de lo contrario el sueño de cada cuatro años del mundial, será siempre eso, un sueño, que además en los últimos doce años se ha convertido en una pesadilla.

martes, 15 de marzo de 2011

¿Qué tan poderosos son los sueños?

No creo en la interpretación onírica, que si sueñas con muerte es que hay un matrimonio cerca y viceversa, que si sueñas con que se te caen los dientes es porque tienes miedo a hacer el ridículo, si estás cayendo es porque eres inseguro y así sucesivamente con cualquier situación acontecida en las horas que pasamos en los brazos de Morfeo.

Recuerdo que en casa de mi abuela tenían el famoso “Diccionario de los sueños” y era común que la hora del desayuno se prestara para comentar lo que cada uno había soñado, diccionario en mano por supuesto. El problema era cuando el significado de lo que habías soñado era negativo, salías a estudiar o a trabajar y la interpretación te perseguía todo el día.

No me convence mucho escribir sobre este tema, pero me veo obligado a hacerlo, pues estoy impactado con lo que he soñado anoche. Poco a poco voy olvidando los detalles, pero recuerdo que me enteré de que dos aviones en los que iban familiares míos se accidentaron y todos murieron. El dolor se apoderó de mí y de manera mágica, como en todos los sueños, me encontraba en el funeral, al que asistieron miles de personas que no conocía (seguramente y como en muchos funerales van por el consomé).

Empecé a llorar a cantaros al ver los cuerpos de mis familiares. Supongo que esta es la reacción normal del ser humano que pierde a alguien cercano (digo supongo, pues afortunadamente aun no pierdo a ningún familiar cercano).

Lo que me tiene impactado es que desperté llorando, regresé a la realidad con mis ojos bañados en lagrimas, la almohada empapada y mi cuerpo con una profunda sensación de vacío y dolor.

Obviamente no buscaré qué significa este sueño, pues como lo dije, no creo en estas interpretaciones. Solo espero que si algún experto/a en sueños lee esto, me envíe el significado, solo si y solo si, me traerá felicidad y mucho tiempo para compartir con mi hija Mariana. De lo contrario, absténgase de hacer cualquier comentario al respecto.

No insista. Gracias.

martes, 8 de marzo de 2011

¿Convicción o moda?

Diego Mora | dimora1977@gmail.com | Publicado el 8 de marzo de 2011 El Colombiano
Murió la lechuza. Símbolo y amuleto de buena suerte en el Junior de Barranquilla. Dicen sus hinchas, que así el equipo esté jugando mal, cuando la lechuza aparece, Junior gana. Ese domingo 27 de febrero no fue la excepción, Junior ganó dos goles por uno al Pereira y ante la impotencia por el resultado, Luis Moreno, jugador panameño, no encontró otra manera para desahogar su dolor que patear a la lechuza.

Indignante, aberrante, despiadado. Merece la cárcel, porque la multa por agresión animal en Colombia va desde los cinco hasta los cien mil pesos, merece ser expulsado del equipo, deportado a su país. Si el procurador Alejandro Ordóñez pudiera, debería destituirlo e inhabilitarlo por 20 años o mejor por toda la vida, que no pueda volver a tocar un balón de fútbol ni a practicarlo. Es más, que ni siquiera pueda verlo por televisión.

Entiendo y comparto la rabia y el dolor del pueblo colombiano, no solo de los barranquilleros, que deben estar asustados por los resultados que se vienen, sobre todo en Copa Libertadores.

Era necesario que el tema del día en Twitter fuera la agresión a la indefensa lechuza. Cada uno levantando su voz para pedir justicia y un castigo ejemplar. Hace pocos días sucedió lo mismo al conocerse el video de dos policías que brutalmente asesinan a una perrita y el país se movilizó, marchó y se pronunció contra el maltrato animal, y eso me parece bien.

Pero ¿dónde está mi país, mis compatriotas colombianos indignados, cuando nos enteramos de que fueron masacradas cuatro personas mayores en Buga? ¿Dónde está la rabia y el dolor por el asesinato de una niña de dieciocho meses en Medellín? ¿Quién levanta la voz y pide castigo ejemplar cuando unos delincuentes toman como rehenes a cuatro niños para robarse ciento cinco millones de pesos en Bogotá?

Al momento de escribir este artículo, no he sentido la indignación, la rabia ni el pedido de castigos a estos tres acontecimientos de un día normal en Colombia. Y es precisamente por eso, se convirtió en algo completamente normal ver las noticias y tragar entero. Pero ante lo diferente, como una patada a una lechuza o una perrita asesinada sí reaccionamos, aunque probablemente, hasta la próxima noticia diferente y que sí merezca movilización social.

Quien escribe esto es una persona normal, hijo, padre, trabajador. Mi forma de pronunciarme ante lo que me gusta y lo que no, la encontré en estos artículos, en Twitter, en Facebook. Pero también entendí que debía cambiar mi actitud ante los hechos diarios de mi país. No basta solo con escribir que me duele o que me da rabia sino pensar y actuar para que eso no suceda más, al menos en mi entorno.

Me hago un llamado a la "No Violencia" desde que abro los ojos en la mañana hasta que los cierro en la noche. Para mí no es una moda pronunciarme, es una convicción. Por eso no será solo una anécdota para contar.

jueves, 3 de marzo de 2011

No más Farc, no más Farc, no más Farc...

Diego Mora | dimora1977@gmail.com | Publicado el 23 de febrero de 2011 El Colombiano

 
Nunca he estado de acuerdo con las marchas que se organizan para apoyar alguna causa, sea la que sea. Para exigir acabar con la violencia, el secuestro, la tortura a los animales o la del orgullo gay, entre otras que se hacen en nuestro país casi todas las semanas. Así se lo hice sabe a @ErikaSalamanca a través de Twitter el mismo día en que propuso la marcha contra las Farc.
Pienso en que este tipo de manifestaciones quedan como anécdota, porque no ayudan a generar un cambio en el proceder de estos terroristas. O quién puede decir con la cabeza fría que la marcha del 4 de febrero de 2008 sirvió de algo y que hubo un cambio o debilitamiento de estos delincuentes.
Sin embargo debo reconocer que esta iniciativa, que nace nuevamente a través de una red social, liderada por jóvenes y en este caso por una mujer que vive fuera del país pero a la que le duele todo lo que pasa en él, puede ser el punto de partida para generar un cambio en la actitud de aquellos colombianos indiferentes a los que poco les importa lo que sucede en su patria.
No importa si marchan 10 o 10 millones de personas, lo verdaderamente importante es que lo hagan convencidos y que crean firmemente en que su actitud puede cambiar el rumbo de nuestro país.
Veo con mucho agrado que públicamente medios y periodistas de alto reconocimiento estén apoyando esta iniciativa, el periódico El Colombiano, Vicky Dávila, Claudia Gurissati. También el ex ministro Andrés Felipe Arias y el Presidente Álvaro Uribe Vélez, quien puso a raya el terrorismo en nuestro país y a quien le debe doler más que a nadie la situación actual y las burlas y humillaciones que día a día hace este grupo terrorista a millones de colombianos que lo único que queremos en vivir en paz.
Los colombianos de bien no queremos ser engañados, no queremos que continúen con el show mediático en las liberaciones y mucho menos que estas se presenten en los medios de comunicación como un acto de buena voluntad haciendo énfasis en que son liberaciones unilaterales. ¿Acaso el secuestro fue mutuo? Queremos y exigimos que todos los secuestrados vuelvan a sus casas sanos y salvos y que lo hagan ya. Y queremos que las cosas se llamen por su nombre y no a conveniencia de quien lo dice. Son secuestrados y no prisioneros, son terroristas y no insurgentes, es ex Senadora no Senadora y gracias a Dios está destituida y no podrá volver.
Así que quienes puedan salgan a marchar, lleven su camiseta blanca y sus carteles que digan “no mas Farc” “no más secuestros” “libérenlos ya” “no más terrorismo”.
Ese día las calles de Colombia y el mundo serán una ola blanca de esperanza. Porque llegó la hora de que los buenos que somos más, nos hagamos sentir.
Gracias @ErikaSalamanca por tu iniciativa, Colombia te lo agradece.

La esperanza de Ituango

Diego Mora | Twitter: @DiegoMorita | Publicado el 8 de febrero de 2011 El Colombiano

Hace poco le fue otorgado al documental "Los miedos de Ituango" un reconocimiento entre otros 82 cortos, en la convocatoria La Otra Mirada de Caracol TV. Merecido premio al bello trabajo realizado por Juan Carlos Castaño con la cámara de Luis Montoya, quienes trabajan para el canal local Telemedellín.

Este documental produjo en mí una bella conmoción. Regresé por unos instantes a este pueblo antioqueño que tuve la oportunidad de visitar durante tres meses, en un año en el que me dediqué a la docencia y cuando aún no se cumplía un año de la bomba que terroristas de las Farc dejaron abandonada en una caneca de la basura, cuando los ituanguinos disfrutaban de sus tradicionales "Fiestas del Retorno".

Ituango está ubicado en el fin del mundo, pensé la primera vez que fui. Pero al llegar, me di cuenta de que es la mejor ubicación que se puede tener. Bellos paisajes rodean de verde todo el pueblo. Gente amable, pujante y emprendedora vive allí y te reciben con los brazos abiertos. Los cerca de 45 mil habitantes lograron superar una época de violencia absurda, en la cual la guerrilla hizo por muchos años lo que quiso y no tuvo quién la detuviera. Luego llegaron los paramilitares y expulsaron a los guerrilleros, pero llenaron de más terror al pueblo y sus veredas con masacres, al son de las moto sierras.

Mis alumnos, que espero lean este artículo, me contaron muchas historias, cada una más terrible que la anterior, sin embargo haber visto de frente, cara a cara, quizás la más cruda violencia del país, los hizo más fuertes, y unidos lograron superar tantas muertes e imágenes que nadie quiere recordar.

Ahora Ituango es diferente, a pesar de que el terror quiere volver. Las Farc están actuando de nuevo, incluso el día en que escribo este artículo, el periódico El Colombiano ha informado que fueron destruidas dos volquetas en la vía San Andrés de Cuerquia-Toledo, volquetas que se están utilizando para la pavimentación de esta carretera y que ayudará a que el acceso a estas poblaciones sea más rápido.

Pero no podemos permitir que esto suceda. La acción de nuestras fuerzas militares debe ser eficaz y neutralizar a los terroristas que pretenden obstaculizar el desarrollo de esta región, que llegará con la construcción de la Hidroeléctrica más grande del país. La seguridad democrática, que tantos resultados arrojó en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez debe consolidarse en esta región y asegurar la paz de todos sus habitantes.

Quizá es muy romántico pensar en que la vida está premiando a quienes sobrevivieron a tanta violencia, pero lo podemos asumir así y creo que es un premio justo y merecido. La hidroeléctrica traerá desarrollo, empleo y por consiguiente prosperidad, lo que le dará una nueva dinámica a estas poblaciones, especialmente a Ituango que será la más beneficiada.

Ojalá que todo esto ayude a sanar cicatrices y se convierta en un homenaje para los que ya no están. 


@DiegoMorita


http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/L/la_esperanza_de_ituango/la_esperanza_de_ituango.asp?CodSeccion=211

Útiles inútiles o noticia inútil

Diego Mora | dimora1977@gmail.com | Publicado el 22 de enero de 2011 El Colombiano
Debo reconocer antes que nada que soy fiel televidente del Canal RCN . Sus telenovelas, concursos, noticias y demás. Me gustan sus producciones, la calidad con que las hacen, no escatiman recursos para mostrarnos en la pantalla algo agradable y eso es lo que me llama la atención.

Lo fácil que es olvidar

Diego Mora | Publicado el 6 de enero de 2011 El Colombiano
¡Qué triste es vivir en un país sin memoria! Luego de ocho años en los cuales Álvaro Uribe Vélez nos devolvió la tranquilidad en todo el territorio nacional, en los que las carreteras se volvieron nuevamente transitables y seguras por la presencia del Ejército, en los que la economía creció a niveles no vistos en muchas décadas, en los que la confianza inversionista nos muestra la estadística más alta y en los que Colombia se convirtió en el destino turístico de miles de extranjeros, a muchos colombianos, que seguramente se beneficiaron del mejor gobierno de la historia, se les olvidó gracias a quien se logró todo esto y ahora se dedican a hablar mal y a intentar dañar la imagen de este gran hombre.

La verdad, no entiendo la memoria a corto plazo que tenemos en Colombia. Es muy fácil utilizar las redes sociales y con las palabras atacar a quien tiene a Colombia como uno de los países favoritos de los lectores del prestigioso diario The New York Times.


Es muy sencillo seguir en Twitter a quienes dicen llamarse "periodistas" y utilizan tan bella profesión para despotricar de las personas frente a la pantalla del computador, pero que no asisten a las diligencias judiciales a dar frente a frente las explicaciones.



Creo firmemente en Álvaro Uribe Vélez, lo admiro como persona y como hombre de la política. Le agradezco enormemente lo que hizo por nuestro país. Le doy las gracias por lograr devolvernos la confianza, por hacer que nos sintiéramos orgullosos de la tierra que nos vio nacer.



¿Cuántos de los asiduos viajeros no sentían pena de mostrar su pasaporte? Y ahora ¿cómo se sienten? Todo esto lo logró un líder, alguien que cree firmemente en Colombia, que la ha sufrido, que la ha llorado y que ha dedicado su vida a hacerla mejor.



Debo reconocer que no todo ha sido perfecto, sin embargo, ante cada error, cada situación negativa, siempre hemos visto a un hombre dar la cara, hablar de frente y con la verdad. Jamás se ha escondido y jamás lo hará.



Quizás algún lector se preguntará ¿y este por qué defiende tanto a Uribe? Esta pregunta me la han hecho varias veces y siempre he respondido: "No tengo por qué dar explicaciones". Sin embargo hoy daré quizás la razón más poderosa. Gracias al mandato de Uribe, mi hija Mariana vive en una Colombia más segura, sin atentados terroristas a poblaciones todos los días, sin "pescas milagrosas", sin dos mil o tres mil secuestros al año, sin matanzas y masacres constantes.



Aunque el país vive en estado de alerta, aún no hemos derrotado el terrorismo, pero vamos por buen camino, por eso elegimos a Santos como Presidente, porque era el único que podía continuar la línea trazada que nos llevará a la victoria y a la tranquilidad total, tranquilidad que hará que los hijos de Mariana y los hijos de sus hijos, es decir mis nietos y bisnietos, digan con orgullo: ¡soy colombiano!



¿Y tú ya lo dices?

Torres Gemelas, memoria e indiferencia

Diego Mora | Publicado el 14 de septiembre de 2010 El Colombiano

Leyendo en los diferentes medios y viendo los homenajes y conmemoraciones sobre el 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, vinieron a mi mente imágenes de lo que me produjo ver las Torres Gemelas cubiertas de un espeso humo negro, los brazos apenas notorios de las personas atrapadas en los pisos más altos pidiendo ayuda y el salto al vacío de hombres y mujeres desesperados por salir de aquel infierno de llamas, que poco a poco consumió las dos moles de cemento y acero hasta desplomarlas.

¿Y los valores en el desafío?

Diego A. Mora | Publicado el 13 de julio de 2010 El Colombiano

Los realities show que han transmitido RCN y Caracol son buenos y tienen un objetivo claro. Debo mencionar Expedición Robinson , que nos dio una muestra de la valentía del colombiano, La Isla de los Famosos, que puso a nuestras estrellas de la farándula a pasar las duras y las maduras y muy seguramente les sirvió como lección de vida a algunos de ellos. El Factor X nos ha mostrado el talento tan grande que hay en nuestro país.

Cuatro cadenas que desaparecen

Diego A. Mora Ariza | Medellín | Publicado el 20 de junio de 2010 El Colombiano
Hace mucho tiempo que no lloraba de alegría, pero me siento feliz de haberlo hecho de nuevo viendo las imágenes de la liberación de los tres policías y un militar rescatados por el Ejército, hoy por hoy y definido así por uno de los liberados, el mejor Ejército del mundo.

¿Dónde está la esperanza de nuestros niños y niñas?

Diego A. Mora Ariza | Proyecto Jóvenes Pioneros | Publicado el 11 de junio de 2010 El Colombiano
Mi hija me preguntó hace unos días ¿papi, qué es cadena perpetua? La pregunta me tomó por sorpresa, pues no entendí de dónde le surgió tal inquietud. Le respondí sencillamente: “es un castigo que se le da a las personas que hacen cosas muy malas y las meten a la cárcel”. Mi hija contrapreguntó, ¿pero entonces no es tan mala, si por el castigo les dan una cadena? Obviamente, su reflexión me causó mucha gracia y riendo le expliqué, que la cadena no es como las que nos ponemos en el cuello, sino que se ponen en los pies y quien las lleva, no se las puede quitar para nada. Mi hija perdió el interés y se fue a jugar a su habitación. Yo me quedé pensando en lo que ella me preguntó y es lo que ha motivado este artículo.